¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

SOCIEDAD

¿Los niños son mejores?

Fabiola Zurita

De acuerdo con Gordon Dahl de la Universidad de California, San Diego y Enrico Moretti en la Universidad de California, quienes estudiaron los patrones del divorcio entre parejas heterosexuales, se dieron cuenta que los hombres son más propensos a casarse y seguir unidos con mujeres que den a luz hijos varones. 

 


Sep 12, 2016
Lectura 7 min
portada post

36% de los varones de 12 a 16 años viven sin su padre biológico en casa

La presencia o ausencia de los niños de ambos sexos tienen un impacto real en la dinámica de una familia y, al parecer, de sí la familia sobrevive como una unidad

La mayoría va a decir en público que están contentos con ‘lo que sea’, pero sano. En terapia afirman ‘un chico’”

- Viena Pharaon

Terapeuta
familiar

Nunca he encontrado una sola estadística sobre la presencia de un padre en el hogar que no tenga una diferencia significativa entre los géneros” 

- Shelly Lundberg

Especialista en comportamiento familiar

De acuerdo con Gordon Dahl de la Universidad de California, San Diego y Enrico Moretti en la Universidad de California, quienes estudiaron los patrones del divorcio entre parejas heterosexuales, se dieron cuenta que los hombres son más propensos a casarse y seguir unidos con mujeres que den a luz hijos varones. 

 

En un análisis de los datos del censo estadounidense, encontraron que era más factible que los hombres tuvieran una sociedad con las mujeres si descubren que llevan un niño en el útero. En cambio, si es mujer, la separación se vuelve inminente.

 

“Nunca he encontrado una sola estadística sobre la presencia de un padre en el hogar que no tenga una diferencia significativa entre los géneros”, dice Shelly Lundberg, especialista en el comportamiento familiar en la Universidad de California.¿Qué está pasando aquí? ¿Los padres simplemente prefieren hijos? ¿O hay otras fuerzas que unen a los padres a los hogares con niños?

 

No cambia la cultura

 

Aunque los tiempos cambian y a menudo se utilizan nombres unisex para los pequeños e incluso los juguetes y la ropa van perdiendo los géneros impuestos pareciera que la preferencia por el sexo masculino se mantiene. 

 

El fenómeno ‘mini yo’

 

Parte del atractivo de tener un hijo del mismo sexo que uno mismo es lo que Pharaon llama el “fenómeno mini yo”: los padres esperan crear a alguien que es a la vez similar y mejor que ellos mismos. 

 

Pode dar a sus hijos oportunidades de las que ellos carecían, y tratan de comportarse como los padres que siempre quisieron para sí. Muchos lo buscan (un hijo del mismo sexo) para eliminar los mismos obstáculos que creen que se establecieron en sus propios caminos a medida que crecían. 

 

“Una gran cantidad de padres se ven a sí mismos a través de su hijo. Ellos piensan, ‘Aquí es donde puedo hacerlo bien’”, explica la terapeuta familiar Pharaon.

 

Pequeños delincuentes

 

Un análisis reciente de los adolescentes estadounidenses encontró que los niños que carecían de una figura paterna en el hogar eran más propensos a involucrarse en comportamientos delictivos. 

 

Este efecto fue, en gran parte constante, independientemente de los ingresos o el comportamiento de la madre y, a menudo persisten en la edad adulta. Para las hijas, sin embargo, la presencia de un padre no hizo mucha diferencia. 

 

Por otro lado, las niñas criadas en estos ambientes desarrollan más sus capacidades cognitivas.

 

VIEJA HISTORIA

 

Desde 1940 hay encuestas que indican ciertos patrones machistas. Y es que en todas las encuestas de Gallup, cuando se les pregunta a los padres qué sexo preferirían si sólo pudieran tener un solo hijo, los encuestados se han decantado en su mayoría por “un niño”.

 

Para 2011 los resultados de la encuesta fueron sorprendentemente similares a los de la primera: prefieren a los niños sobre las niñas por un margen de 12 puntos porcentuales. 

 

Los estudios, publicados en The Economist, también demuestran que está inclinación es más de los hombres, las mujeres parecen mantenerse al margen. Pero afirman expertos que éstas se ven influenciadas por los deseos de sus parejas. Además del sentido de complacencia hacia ellos.

 

“La mayoría de la gente va a decir en público que están contentos de tener un niño o una niña, lo que quieren es un niño sano”, dice Viena Pharaon, un terapeuta matrimonial y familiar en Manhattan. 

“Pero en la sala de terapia, donde la gente se siente más cómoda, hay una abrumadora respuesta. 

Los hombres realmente quieren tener un niño”.

 

Si es chico son mejores padres

 

Las investigaciones también revelaron que cuando un matrimonio tiene hijos varones, el padre suele trabajar más horas, dedicar más dinero para la manutención del hogar así como pasar más tiempo con sus hijos.

 

Suben los gastos

 

Al analizar los datos de los consumidores estadounidenses de 1990 se encontró que los matrimonios con hijos consumen más, desde comidas en restaurantes hasta viajes. Curiosamente, éstas familias también gastaron más en “bienes de las mujeres”, como joyas y servicios personales (manicura y salones), lo que indica que las madres se benefician cuando hay un niño alrededor.

 

Ellas desean una ‘copia’

 

Este deseo no es exclusivo de los hombres. Muchas mujeres que participaron en la investigación admitieron que “fue una especie de alivio” para ellas tener hijas. “Hay algo que tenemos en común”, dijo una de las encuestadas sobre sus tres hijas. “En cada etapa de su vida me relacionaba con lo que yo sentía a esa edad, y lo que yo deseaba de mi madre”.

 

Sobresalen más las niñas 

 

Otro estudio en un millón de niños nacidos en Florida entre 1992 y 2002 encontró que los nacidos de las madres solteras con bajo nivel educativo y en los barrios con malas escuelas eran mucho más propensos a tener problemas cognitivos y de comportamiento que las niñas planteadas en las mismas condiciones. 

 

No sólo los chicos obtienen peores resultados académicos, sino que también eran más propensos a abandonar, vender drogas y llegar a ser violentos. 

 

Un modelo femenino 

 

Las mujeres tienden a obtener más sustento emocional de sus hijas, dice Botnick, y también pueden sentir la necesidad de ser un modelo femenino más fuerte e incluso pueden salir de una mala relación por el bienestar de una niña.

 

Vínculo Materno

 

Sean Grover, psicoterapeuta familiar y autor del libro “Cuando los niños llaman los tiros”, sugiere que todo se debe a que los hombres a menudo se sienten menos intuitivos que las mujeres. Las madres ofrecen a los bebés sus cuerpos. 

 

Muchos padres sienten que les lleva más tiempo conectarse con sus hijos, no sólo por la carencia de ese vínculo físico, sino también por estar atrapados en el trabajo. “Muchos hombres se quejan de que cuando llegue el bebé que no sabrán qué hacer con ellos mismos”. 

 

“Algunos, afirma Pharaon, “se adhieren a la idea de que al menos mi chico me va a necesitar para botar una pelota. Sienten un sentido en el trabajo de modelar lo que significa ser un hombre”.


Notas relacionadas

Feb 22, 2020
Lectura 4 min

SOCIEDAD

Los riesgos de hipersexualizar a la infancia

Indigo Staff


Feb 22, 2020 Lectura 4 min

Dic 25, 2019
Lectura 3 min

Oct 31, 2019
Lectura 2 min

SOCIEDAD

Divorcios se disparan en 2018

Indigo Staff


Oct 31, 2019 Lectura 2 min

May 13, 2019
Lectura 6 min

SOCIEDAD

Las marcas de crecer en las calles

Fernanda Muñoz


May 13, 2019 Lectura 6 min

Comentarios