La red social de Mark Zuckerberg agregó una herramienta para facilitar las denuncias de la “porno venganza” e impedir de manera automática que las imágenes se compartan una vez que ya fueron prohibidas, detalla The Economist.

Dicha herramienta fue implementada el día de ayer a nivel mundial. La “porno venganza” es el intercambio de imágenes sexualmente explícitas a través de Internet sin el consentimiento de las personas representadas en ellas y con el fin de extorsionarlas o humillarlas. Dicha práctica afecta principalmente a mujeres, quienes son el blanco principal de sus exparejas.