+1
millón de ciudadanos del Reino Unido han firmado la petición
“Las medidas de Trump afectan a los trabajadores de Netflix en todo el mundo. Es hora de unirnos para proteger los valores estadounidenses de libertad y de oportunidades”
Reed HastingsDirector ejecutivo de Netflix
“Estamos evaluando el impacto en nuestros trabajadores para determinar cuál es la mejor manera de proteger a nuestra gente y a sus familias de cualquier efecto adverso”
Mark ZuckerbergCEO Facebook

Una aguerrida batalla se alista entre los gigantes de la tecnología y la Casa Blanca después de que el presidente Donald Trump implementara la orden ejecutiva contra la inmigración.

Y es que Trump también ha criticado la visa H-1B, que permite que muchas grandes empresas tecnológicas empleen a miles de ingenieros de software de países como India y temen que dicha visa esté en la mira del mandatario, según revela Financial Times. Por lo que multinacionales como Google, Viper, Airbnb, Facebook, Apple, Microsoft o Starbucks, se levantan en protestas y afirman que “las nuevas medidas de inmigración afectarán tanto a sus trabajadores como a la innovación y desarrollo de sus productos y servicios”. Tan sólo en Silicon Valley trabajan más de 250 mil inmigrantes, detalla The New York Times. Por su parte, la compañía de la manzana destacó que “no existiría sin los inmigrantes, pues Steve Jobs, cofundador de Apple, era hijo de inmigrantes sirios”.

Entre el grupo de los desobedientes ya se anuncian medidas o se plantean, como el caso de la cadena de cafés, que afirmó contratará a 10 mil refugiados durante los próximos cinco años, mientras que la plataforma de alquileres dará viviendas gratuitas a los refugiados que lo necesiten.

Google creó un fondo de cuatro millones de dólares para donarlos entre organizaciones comprometidas con los derechos de los inmigrantes. Además ofreció ayuda a sus más de 180 trabajadores y sus familias afectados por los nuevos decretos.

Viper también se suma a las iniciativas, ofrecerá llamadas gratuitas desde EE.UU. a los siete países afectados por el veto.

Netflix, Twitter, Tesla, Y Combinator y Twilio, entre muchos otros consorcios también se anexaron a las protestas. Aunque Amazon y Expedia van un poco más allá y se unen a la demanda de Wa-shington contra el veto migratorio impuesto por la Casa Blanca.

Visa H-1B

La H-1B es una visa para extranjeros profesionales con una área de trabajo especializado, de investigación cooperativa con el DOD, trabajadores de proyectos de desarrollo, modelos de alta costura, servicios de gran mérito y/o de investigación.

Por medios legales

Washington desafiará la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que prohíbe la inmigración de algunos estados de mayoría musulmana en un tribunal federal, explicó el fiscal general Bob Ferguson a AP.

Jay Inslee, gobernador demócrata de Washington, informó que “era importante que Trump se enfrentara a demandas del propio Estado y no sólo a los casos que presenten individuos que fueron afectados por la orden ejecutiva del viernes pasado”.

Las empresas de tecnología Amazon.com Inc y Expedia Inc, ambas con sede en Washington, se sumaron a la demanda, aseguró Ferguson a periodistas, según la misma agencia.

Adiós a talentos

La mayoría de los directores de la high tech han roto su silencio para criticar esta medida, que puede privarles el acceso a una importante reserva de talentos, además de dañar al personal con el que cuentan actualmente. Sólo en Google hay 187 trabajadores que serán afectados con las nuevas políticas, detalla El Clarín.

A corto plazo, las compañías intentan prepararse ante la eventualidad y la mayoría ya ha puesto en marcha departamentos jurídicos y de asistencia en apoyo a sus empleados. “Estamos evaluando el impacto en nuestros trabajadores para determinar cuál es la mejor manera de proteger a nuestra gente y a sus familias”, indicó Facebook.

Mark Zuckerberg defendió la necesidad de mantener las puertas abiertas a inmigrantes y refugiados, pues considera que merma la capacidad de las compañías de tener los mejores.

Compañías rebeldes

El presidente de Twitter, Jack Dorsey, recuerda por su lado que Estados Unidos está formado en gran parte por inmigrantes. Al igual que lo hace el jefe de la red Linkedink, Jeff Weiner.

“Las medidas de Trump afectan a los trabajadores de Netflix en todo el mundo”, escribió en Facebook Reed Hastings, director ejecutivo de la plataforma de videos en streaming. “Es hora de unirnos para proteger los valores estadounidenses de libertad y de oportunidades”, añadió.

¡No lo quieren!
 

En el Reino Unido “se espera” la visita de Donald Trump, pues fue invitado por la reina. Pero más de un millón de ciudadanos han firmado una petición para que éste no se presente, pues afirman que “La bien documentada misoginia y vulgaridad lo descalifica para ser recibido por Su Majestad o el príncipe de Gales”, según The Guardian.

Al parecer, sólo eran necesarias 100 mil firmas para que la petición fuera considerada, pero el gobierno británico respondió ayer que la visita del controvertido presidente de Estados Unidos sigue en pie. Y aunque no hay fecha definida se cree que podría darse para junio o julio próximos.