Esto sabemos de las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5, impulsoras de nuevas olas de COVID

Las dos subvariantes de ómicron, más contagiosas que sus predecesoras, han provocado varios rebrotes de COVID en el mundo

Esto sabemos de las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5, impulsoras de nuevas olas de COVID

Comparte esta nota

Un nuevo aumento de casos de COVID-19 se registra en el mundo, ¿la razón? El surgimiento de las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron, que son aún más contagiosas.

Reino Unido, países de Europa, Estados Unidos y Australia comienzan a vivir una nueva ola, impulsada por estas nuevas amenazas.

En muchos países del mundo la BA.4 y la BA.5  se encuentran en camino de convertirse en las dominantes.

Debido a sus características, estas subvariantes derivadas de ómicron evaden de manera fácil la inmunidad generada por las vacunas o infecciones previas.

¿Qué son BA.4 y BA.5, subvariantes de ómicron?

Desde su aparición a finales de 2019, el virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, ha cambiado constantemente.

Las nuevas formas del virus son conocidas como variantes, algunas de estas, como la alfa y la delta, causaron serios estragos en la salud de la población mundial.

Ómicron, surgida entre finales de 2021 e inicios de 2022, es una variante leve aunque altamente contagiosa.

BA.4 y BA.5 se desprenden de ómicron, y han sido catalogadas recientemente por organismos de salud en Europa como subvariantes preocupantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) añadió a estos subtipos a la lista de monitoreo.

De acuerdo con este y otros organismos, estas subvariantes se extenderán hasta convertirse en la fuente principal de las infecciones de COVID-19 en el mundo.

Aunque no se tratan de variantes más letales, estas podrían eludir más fácilmente la inmunidad adquirida a través de vacunas o por infecciones previas.

Sin embargo, la recomendación de la OMS sigue siendo inmunizarse, lavarse frecuentemente las manos y usar cubrebocas en espacios públicos.

Salir de la versión móvil