¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

¿Estamos navegando seguros a través de Google Chrome?

Indigo Staff

Navegar por Internet no siempre es seguro a no ser que se tomen las medidas oportunas. Cada vez encontramos cómo en Internet el robo de contraseñas, suplantación de identidad y […]


Jun 22, 2020
Lectura 3 min
portada post

Navegar por Internet no siempre es seguro a no ser que se tomen las medidas oportunas. Cada vez encontramos cómo en Internet el robo de contraseñas, suplantación de identidad y el uso fraudulento de tarjetas bancarias afectan a múltiples usuarios. Todo ello ocurre por el hecho de que no se implantan acciones destinadas a proteger la seguridad en la red. Lejos de dejar de lado la tecnología, lo mejor es apostar por la seguridad y para ello, lo mejor es encontrar las mejores VPN para Chrome. Gracias a ello, conseguiremos una navegación segura, pero primero debemos conocer cuáles son los problemas más habituales. En este artículo destacamos cuáles son.

Estas son las dificultades en seguridad más usuales que encontramos en Internet

Como indicamos anteriormente, existe la posibilidad de estar seguros en Internet cuando iniciamos nuestro navegador Chrome. Para ello, bastará con llevar a cabo ciertas medidas de seguridad como la adopción de una VPN, que nos proporcionará establecer una conexión segura a Internet, evitará el geobloqueo y los cortafuegos. Insistimos en utilizar Chrome actualizado porque ofrece seguridad contra software malicioso, “phishing” y además, aporta una mayor velocidad al navegar por la red.

En cuanto a los problemas que encontramos en Internet, destacan los virus, el phishing anteriormente citado y ciertas vulnerabilidades. En primer lugar, los virus son los que pueden viajar hacia nuestro ordenador a través de archivos, correos electrónicos o por una navegación por Internet poco segura. En este caso, lo mejor es instalar un antivirus y vigilar que esté actualizado para que pueda detectar las amenazas. Asimismo, siempre es preferible no visitar sitios web que no cuenten con seguridad y aquellos que se nos abren automáticamente a través de pop ups. 

En cuanto al phishing, es probable que no todos los usuarios conozcan en qué consiste. Se trata de una técnica común que emplean los hackers para apropiarse de nuestras contraseñas y datos que sean considerados como sensibles. Comúnmente se trata de un e-mail que supuestamente ha enviado un banco o institución financiera donde nos solicitan que introduzcamos los datos que emplearán los hackers para otros fines. En este caso, podemos evitar esta práctica evitando hacer clic a los enlaces de los correos electrónicos. Nos fijaremos en introducir los datos bancarios en la página del banco y nos aseguraremos de que se trata de un sitio web seguro que empieza por https.

Por último, podemos hallar ciertas vulnerabilidades al navegar por Internet. No se trata de virus, sino de fallos en el sistema de seguridad de Internet que recopilan los hackers para poder acceder a nuestros datos sensibles. Son problemas que no podemos controlar con plena facilidad, pero sí que es recomendable cambiar frecuentemente nuestras contraseñas y nombres de usuario para cada sitio web. En este caso, si se apropian de nuestro password, no podrán acceder a otras redes sociales o cuentas bancarias porque será diferente.

Ahora que conocemos la teoría relacionada con protegernos en Internet, es el momento de ponerlo en práctica para conseguir una navegación segura y disfrutar de todas las posibilidades que nos ofrece el universo de la red.

Comentarios