Yoko Ono ha sido una de las personas más odiadas y vilipendiadas por los fanáticos de The Beatles y John Lennon; sin embargo, pocos reconocen la influencia que tuvo en las creaciones musicales de su esposo, especialmente en el himno “Imagine” de 1971.

En el video musical de la canción se puede ver a la artista observar amorosamente a Lennon mientras él toca el piano y canta esa canción llena de amor, esperanza y un mensaje de unidad para la humanidad.

Pero el papel de Yoko Ono en “Imagine” no fue pasivo, sino 100 por ciento activo, ya que gran parte de la letras y el mensaje salieron de su forma pensar y concebir un mundo lleno de conflictos y guerras.

Y no se trata de un rumor en el mundo del rock que no se pueda comprobar. Fue el mismo John Lennon quien reconoció que su esposa debería ser acreditada como coautora de la canción, aunque en los créditos del álbum homónimo viniera sólo el nombre del exbeatle.


“Imagine debería haber sido acreditada como una canción de Lennon y Ono porque ella creó buena parte de su letra y de su mensaje. En aquel momento yo era mucho más egoísta de lo que soy ahora y evité mencionar todas sus aportaciones”, confesó Lennon en una entrevista radiofónica para la BBC con Andy Peebles en 1980, meses ante de su asesinato.

Lee también: ‘El guardián entre el centeno’, la novela que inspiró al asesino de John Lennon

Quien conozca la historia de Lennon sabe que la máxima de “amor y paz” no era algo que él llevara a la práctica. El artista que constantemente se enfrascaba en discusiones y peleas, golpeaba a las mujeres y era déspota con sus propios seguidores y la prensa. Por lo que la frase “imagina a toda la gente viviendo la vida en paz” no es muy propia de su naturaleza.

No fue sino hasta el verano de 2017 que Yoko Ono obtuvo el reconocimiento que merecía por la canción, esto durante la reunión anual de la Asociación Nacional de Editores de Música en Nueva York.

Otra prueba es que Dan Richer, colaborador del músico inglés, declaró para el documental John & Yoko: Above Us Only Sky de Michael Epstein que “ella (Ono) estaba hablando a través de él (Lennon)” en la creación de “Imagine”.

Richer también llegó a sugerir que Lennon pudo haber tomado la inspiración inicial del poema Imagine the clouds dripping, dig a hole in your garden to put them in, escrito por Ono en 1963.

Otro detalle es que los videos del proceso de creación del álbum Imagine dejan ver a Lennon tocando piano y guitarra, mientras Yoko realiza apuntes en un cuaderno; además que ambos hacían prácticamente todo juntos.

“Sin quitar mérito a la genialidad musical de Lennon, muchas de las ideas que construyen todo el proyecto proceden de ella. Estaba involucrada en cada aspecto del disco y creó un nuevo lenguaje para él. Es evidente que el Lennon de canciones anteriores como I Am The Walrus o In My Life no es el mismo que el de Imagine. Sin la sombra de Lennon, ella podría haber sido una Janis Joplin”, declaró el documentalista Michael Epstein recientemente para el diario El País.

En el disco Imagine, Yoko Ono ya había sido reconocida como coautora del tema Oh My Love, pero todo parece indicar que su influencia estaba plasmada en todo el trabajo discográfico, pero estos esfuerzos fueron aplastados y silenciados por el egoísmo y machismo de Lennon.


Y como señala el propio Epstein “espero que hayamos evolucionado y que ya no consideremos una bruja manipuladora a una mujer fuerte y con voz propia. De hecho, ellos tuvieron algo que ver en que ahora lleguemos a entender que un hombre y una mujer pueden ser compañeros en igualdad de condiciones”.