Un día, durante los primeros meses de la pandemia, el profesor Gonzalo Levi Obregón Salinas revolucionó su método de enseñanza del Derecho a nivel posgrado en la UNAM.

Dejó a un lado su saco y corbata, se puso la bata blanca del Dr. Emmet Brown, de la película Volver al Futuro (1985), y con una escenografía futurista dio su primera clase caracterizado como el icónico personaje para explicar la ley de Amparo.

Luego, en la piel de Vito Corleone, uno de los protagonistas de la trilogía El Padrino(1972), explicó qué sucede cuando la norma jurídica tiene un propósito. Dice, por ejemplo, que si la intención del gobierno fuera erradicar la pobreza, ya estaría trabajando en ello.

Su interpretación más reciente ha sido la del icónico personaje del Joker (2019) protagonizado por Joaquin Phoenix. A través de las vivencias del mítico enemigo de Batman abordó el tema de cómo las emociones de las y los mexicanos no son respetadas.

“Es una persona que en su niñez fue violada, fue ultrajada, fue denigrada en sus derechos humanos, en la dignidad, entonces esta persona le pone ‘empuje’ como todos los mexicanos que tratamos de salir adelante aunque nos asalten en el camión, aunque no desayunemos, aunque no tengamos para comer y nos salimos a ‘rifar’.

“Esa parte del Jokerla vuelvo aplicable a la sociedad mexicana en relación a que nuestras emociones no están siendo protegidas, vamos a un trámite de una institución pública y privada y nos tienen esperando ahí”, señala.

El académico cuenta que en esta clase explica que el derecho humano a la emoción y a la protección de los derechos humanos debe ser oficiosa, es decir, que las autoridades están obligadas a hacerlo, pero en México nadie cumple con ese formato y es uno de los países a nivel mundial donde más se transgreden los derechos.

“Esa es la esencia de la temática de lo que va relacionado con esta parte, de las películas como ejemplo, asigno una teoría, saco conclusiones y les demuestro cómo se aplicó la teoría”, dice.

Sangre azul y oro

Gonzalo Levi es doctor en Derecho y da clases en la especialidad, en la maestría y en el doctorado en Derecho en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Lleva alrededor de catorce años siendo profesor, de los cuales nueve han sido en la máxima casa de estudios del país. Tiene menos de cuarenta años y ser joven, dice, le ha permitido tener otra visión a la hora de impartir cátedra, sobre todo ahora en la pandemia que las clases son virtuales.

“Me da la oportunidad de ser más relajado en esos aspectos, o como yo lo digo, la posibilidad de cometer más veces el ridículo posible tratando de enseñar, ¿no?”.

La razón que lo lleva a caracterizarse y a imitar, por ejemplo, la risa del Joker, es para darle a las y los estudiantes la oportunidad de sentirse en confianza, de tener dudas y también errores.

“Y si el profesor es el primero que de manera voluntaria los comete, invita a los alumnos a realizarlo, eso es por lo cual comienza esta esencia: quiero ser yo el profesor que me hubiera gustado tener, esa es la realidad”, dice.

Otra de las razones es tratar de motivar a sus compañeras y compañeros profesores, así como a las y los estudiantes a que tengan otra idea de lo que es la educación.

“Creo que la educación no tiene que ser ríspida, no tiene que ser seria, la transmisión del conocimiento tiene que ser de cualquier manera”, comparte.

Inspirado en la pantalla grande y el Derecho

Gonzalo Levi Obregón Salinas se inspira en personajes emblemáticos de películas que tuvieron un gran impacto y también en métodos modernos que han empleado profesores de otros países.

“Me inspiré en profesores de Inglaterra y Estados Unidos, ellos ocupan los libros de Harry Potter y de El señor de los anillos para enseñar; y a mí se me ocurrió, con el afán de hacer más dinámica la clase o generar otros conceptos diferentes, caracterizarme de estos personajes”, dice.

La idea del posgrado en Derecho es hacer una aportación a la sociedad y en la FES Acatlán les interesa mucho la investigación, por lo que su objetivo es demostrar que los conceptos que manejan no tienen por qué ser complejos y la gente los puede entender y eso los puede ayudar a defenderse mejor

“Quiero demostrar también que estos conceptos que, aunque son muy elaborados, con teorías muy actuales, o muy científicas o muy específicas o con un lenguaje muy técnico, no es necesario ser un gran estudioso para poder entenderlos (…) muchas personas no se empapan de la investigación jurídica porque piensan que nosotros nada más investigamos la ley, pero la realidad es que no es así.


Lo que nosotros queremos hacer en el posgrado, o más bien, el trabajo de tu servidor, va enfocado a tratar de decirle a las personas que tienen unos derechos que no saben o que pensaban que no existían

Gonzalo Levi Obregón Salinas

Doctor en Derecho por la UNAM y catedrático del posgrado en Derecho de la FES Acatlán

Aunque sus clases van dirigidas a sus alumnos de posgrado, las caracterizaciones las graba y sube a YouTube para que cualquier persona pueda verlas y entenderlas, aunque no tenga estudios en Derecho o a nivel licenciatura.

“Lo que trato de hacer es relacionar las películas que han tenido un gran impacto, o que han tenido personajes que son como de leyenda, que generan un impacto a la sociedad y explicarlo a partir de la Teoría Jurídica o de la ley o sus derechos, eso es como yo lo hago”, dice.

El arduo trabajo de caracterizarse no lo realiza solo, lo apoyan sus padres, su hermana y otros familiares como primos, tanto en el montaje de la escenografía y las luces, como en la edición de los videos y en las estrategias.

En el maquillaje lo ayuda Belem, recién egresada de la carrera de Ingeniería Industrial que, asimismo, es maquilladora profesional y emprendedora de productos de belleza.

También puedes leer: Profesor visita a un alumno por no entregar tareas; lo encuentra trabajando