Desde niño viajó por el México profundo en un pequeño remolque. Emiliano Iturriaga acompañaba a su padre, escritor de viajes, a comunidades rurales e indígenas. Ahí se topó con la pobreza y el deterioro del medio ambiente. Ahí también encontró su pasión, su propósito.

En abril de 2019, junto a Sebastián Muñoz, fundó Rutopía, una empresa social que crea experiencias turísticas rurales y comunitarias sustentables, a través de las cuales apoyan la economía de proyectos turísticos locales y promueven la regeneración de la cultura y la naturaleza.

Después de que la pandemia detuvo todo el turismo por meses, Emiliano Iturriaga sueña con que los viajes jamás vuelvan a la normalidad y que aprendamos a viajar de forma más consciente, regenerando la naturaleza y regenerándonos nosotros mismos.

“Lo que imaginamos es un turismo muy justo, muy sustentable, de mucho contacto y de mucho significado real con calidad en el viaje para ambas partes. Experiencias regenerativas para el destino como para regenerarse uno mismo. Y eso no está peleado con el confort y con pasarla bien. Es pasar del todo incluido al todos incluidos.”