Cuando Elvis Presley asistió por primera vez a The Ed Sullivan Show, muchos creyeron que el joven músico mostraría su lado más rebelde con lo que incitaría a la juventud. Sin embargo, ‘El Rey del Rock and Roll’ compartió su lado más profundo al interpretar Peace in the valley, un viejo himno cristiano que le fascinaba a su madre.

Oh bueno, estoy muy cansado
Pero tengo que ir solo
Hasta que el Señor venga y me llame, me llame…

Ed Sullivan fue gratamente sorprendido por la actitud de Presley y lo calificó como un joven decente que jugaba a ser malo. Una oveja vestida de lobo.


Una de las paradojas con Elvis es cómo puede estar tan enamorado de Dios, tan obsesivamente enamorado de su madre, ser tan decente, pedir permiso y todo eso, y soltarse con facilidad en el escenario

Priscilla Presley

Esposa de Elvis

Lo anterior fue exhibido en el documental de Thom Zimny, Elvis Presley: The Searcher, el cual se acaba de estrenar en la plataforma de entretenimiento streaming Netflix como parte de sus producciones del mes de junio.

Se trata de un recorrido por la vida del famoso cantante desde su infancia hasta sus últimas grabaciones en 1976, acompañado de un análisis de por qué la irrupción de Elvis resultó tan revolucionaria en su época.

El niño cristiano que reprobaba música

Y es que Presley no es lo que parece ser. Muchos de los prejuicios apuntan a que presuntamente era racista; pero, ese y muchas ideas equivocadas son derribadas por medio de información y datos cruciales acerca del artista.

Quizás el dato más sólido de Elvis Presley sea su infancia en la iglesia cristiana. La extrema pobreza en la que vivía lo empujó a refugiarse en la música religiosa así como en los coros pentecostales que tuvieron un auge poderoso en los años 30.

Su aprendizaje musical fue tan paradójico pues de acuerdo con sus profesores de la secundaria siempre fue un jovencito que tenía problemas en las materias. Contrario a lo que se podría esperar, un joven Presley siempre reprobaba la asignatura de música.

Su apego al cristianismo sería recordado en no pocas ocasiones. Su participación en The Ed Sullivan Show y una seguidilla de álbumes de gospel lo demostrarían con el tiempo.

¿Presley racista?

La infancia de Elvis Aaron Presley estuvo plagada de amistades de color. Su membresía en la iglesia y su amistad con los feligreses, mayoritariamente negros, lo llevó a apropiarse del blues y mezclarlo con su tradición country.

Pese a los rumores sobre su supuesto racismo, la realidad es que los testimonios de sus allegados desmienten todo eso pues gran parte de sus colaboradores fueron músicos de color con quienes ‘El Rey del Rock and Roll’ se sentía en deuda.

A lo largo de su carrera, Presley claramente reconoció su deuda. Al hablar a su audiencia en el especial del regreso de 1968 dijo: “el rock and roll es básicamente gospel o rhythm & blues, o surgió a partir de ambos. La gente ha ido acrecentándolo, añadiendo instrumentos, experimentando con él, pero todo se reduce a eso”. Nueve años antes, también declaró: “el rock and roll ha existido durante muchos años. Solía llamarse rhythm & blues”.

La inspiración de los Beatles

Aquel joven que no rebasaba los 20 años pero sabía mover las caderas y desatar la euforia de la juventud no pasó desapercibido en Inglaterra y, de acuerdo con Paul McCartney y John Lennon, fue su inspiración para tomar una guitarra y comenzar a moverse.

Lennon declaró que Presley siempre fue a lo que aspiraban; pero, tras conocerlo se llevaron una gran decepción al confirmar sus ideologías políticas y su admiración por el Ejército, al cual había sido enlistado hace unos años.

Incluso, cuando Elvis Presley conoció a The Beatles en 1965, parece que su primera impresión de John Lennon no fue la mejor.

Según el periodista Chris Hutchins, Elvis y la banda se conocieron en una fiesta en Graceland y la situación, por momentos, fue tensa. Priscilla Presley, la ex mujer de Elvis, había dicho en su momento: “Había tanto silencio cuando entraron que podías escuchar un alfiler caerse. Ellos solo querían ver a Elvis. John era tímido, lo miraba. Pienso que no podía creer que estaba ahí con Elvis. Fue un poco incómodo porque lo miraban y no decían nada”.

Sin embargo, las razones por las que aparentemente a Elvis no le cayeron bien los Beatles, especialmente Lennon, las ofrece el mismo Hutchins. En conversaciones con el Daily Mail en el 2011, éste contó que Elvis era partidario de Lyndon B. Johnson, el presidente de Estados Unidos en esa época; y por el contrario, John “lo odiaba por aumentar la presencia militar en la Guerra de Vietnam”.

En este encuentro, John no dudó en expresar sus opiniones políticas, las cuales molestaron a Elvis, quien sirvió en el ejército entre 1958 y 1960, período durante el cual aumentaron sus problemas con las anfetaminas y otras drogas que lo ayudaban a soportar la fatiga y que continuó consumiendo después de haber finalizado el reclutamiento.

“John preguntó ‘¿Por qué haces en estos tiempos esas películas de baladas suaves? ¿Qué pasó con aquel buen rock and roll de los viejos tiempos?’. Si bien lo dijo medio en chiste, realmente lo sentía así”.

Puedes leer: La historia detrás de Sweet Child O Mine: una relación tóxica de golpes y besos