Los estragos que fue dejando la crisis sanitaria, los sentimientos encontrados y las complicaciones de la misma, fueron sumando en el sentir de Guy Garvey, Pete Turner, Craig y Mark Potter, quienes conforman la banda británica Elbow, que ahora se aventura en sacar su noveno disco de estudio.

En enero de 2020 la banda se encontraba en México de tour; sin embargo, con la llegada de la pandemia tuvieron que parar a la mitad la promoción de su álbum Giants of All Sizes (2019), en el que Garvey hacía catarsis acerca del Brexit y de la muerte de su padre; así que Elbow entró en tinieblas por tiempo indefinido.

“Estuve cuidando de un pariente muy enfermo, por ejemplo, y nos sumergimos a las rutas de Elbow, hicimos varios videos desde el confinamiento y escogimos hacer canciones de manera más simple. Dijimos ‘¿por qué no escribimos nuevas canciones con esta veta musical?’ Vaya, siempre hemos escrito así, pero tal vez sólo tres o cuatro canciones llegan así por álbum”, comenta Garvey.

Guy describe que el proceso de composición se detuvo por completo en un punto de la pandemia, casi sin contacto con el resto de los miembros del grupo, lo que ponía en peligro la creatividad para volver a empezar, pero una vez que encontraron sus tiempos, dieron todo de sí para grabar Flying dream 1, su novena placa de estudio.

“Fue muy a conciencia el escribir acerca de estos tiempos, no pensemos en otra cosa que no sea el cómo documentar todo en un disco, y no perdamos el tiempo, pero también estaba la decisión de cómo terminarlo, porque todo estaba en texto, entonces, propuse que nos fuéramos a un teatro en lugar de a un estudio, un suceso que sólo podría ocurrir bajo estas circunstancias”, narra el líder de Elbow.

Así fue como el cuarteto se refugió durante el verano de 2021 en el Brighton Theatre Royal para sacar adelante su álbum, del cual ya se desprende el sencillo “The seldom seen kid”; además, tienen contemplado liberar un documental de todo su proceso creativo al interior del inmueble artístico.

“Tomamos esa oportunidad, prefería grabar en ese teatro de más de 200 años de antigüedad que, si te pones a pensar, nunca había estado vacío por tanto tiempo. Grabamos todo en video para ir como a las raíces del tiempo, y viendo el material nos entusiasma la idea de ver todo esto cómo terminará”, agrega el compositor, en videollamada desde Inglaterra.

Flying dream 1 estará disponible el 19 de noviembre próximo, y para complementar su lanzamiento, la banda tendrá presentaciones, pero que se realizarán hasta 2022. El cuarteto espera poder volver a México en algún punto.

El nuevo sonido británico de Elbow

Elbow comenzó en 1997, justo cuando el Britpop despuntaba frente al mundo con bandas como Oasis, Blur, Supergrass y The Verve, entre otras. Con el paso de los años han ido y venido varias de ellas, en el camino se han quedado ya algunas para recordar en la historia del rock y, actualmente, nuevos artistas juveniles surgen con aspiraciones, pero ¿acaso esta música sigue siendo parte de este género icónico?

“Lo que estamos escuchando es algo distinto, es un hecho, y hay pocas bandas saliendo ahora mismo, por ejemplo, está The Wombats, que son de Liverpool, y el vocalista es un verdadero personaje; eso que ven los jóvenes es algo que nunca les había tocado, no había pasado algo así desde Oasis”, describe Garvey.

El músico británico le gusta que haya un crecimiento de más artistas en el Reino Unido, pero admite que es caro el sostener a una agrupación musical, tal vez por esto todavía falta por ver a más talento que se ha mantenido sin sobresalir en la escena del indie rock.

“Es caro el manejar una banda en estos días, por la manera en cómo se paga por la música, y ahí está el dinero, el dinero se hace a través de las suscripciones a sitios de música, y ahí es donde se ponen los discos para que se escuchen y al final del día, el dinero no llega a los artistas; entonces, es caro tener un grupo; sin embargo, la gente lo sigue haciendo”, describe.

También puedes leer: Conoce a Almost Monday, el trío californiano de música indie pop