Al momento de despegar hacia el espacio exterior, en noviembre de 1985, en la mente del astronauta Rodolfo Neri Vela, primer mexicano en estar en una misión de la NASA, sonaba la Canción Mixteca: “qué lejos estoy del suelo donde he nacido”. Además le invadía una gran variedad de sensaciones, y el no saber si era un sueño o no, pues ese momento marcó un hito en la Historia universal, a la vez que representaba a México desde el espacio. 

Por ello, a 36 años de participar en esta odisea, y con el fin de motivar a más jóvenes a cumplir sus objetivos, la directora de Universum, María Emilia Beyer Ruiz, y el arquitecto Fernando Corro, develaron el busto de Neri Vela en el Museo de las Ciencias, de la UNAM. 

“Siempre habrá seres humanos mirando hacia las estrellas, contemplando y admirando la grandeza del Universo, sus misterios, y todas las sorpresas que nos deparan. Así como yo tuve el privilegio de representar a México en un viaje espacial, anhelo y estoy seguro que muchos otras mexicanos y mexicanas incursionarán en el espacio de este siglo XXI”, expresó el astronauta, quien no pudo asistir de manera presencial a la ceremonia ofrecida en Universum. 

Asimismo, agradeció al director Ricardo Arnaiz, quien realizará el documental Neri Vela: Espacio sin límites, en el cual se narrará la experiencia del astronauta mexicano durante su misión espacial. 

“A pesar de los obstáculos que la pandemia del COVID 19 nos ha impuesto a todas y todos, y que nos ha hecho reflexionar sobre el precioso milagro de la vida, revalora nuestro planeta y todas las maravillas de la naturaleza y mueve a seguir luchando para no darnos por vencidos y perseverar en nuestras tareas, sueños y proyectos”, indicó. 

Agradeció a la UNAM, institución que le brindó su educación universitaria y la oportunidad de laborar en ella durante décadas como profesor e investigador. 

En la ceremonia que se realizó el pasado 25 de noviembre, el director Ricardo Arnaiz comentó que lleva dos años trabajando en el documental sobre “su héroe de la infancia”, pues gracias a sus palabras lo motivó a aspirar a cumplir su anhelo de ser cineasta.

Te puede interesar: Talento mexicano al espacio

“En 1985 un mexicano fue al espacio y enseguida me apuré para investigar dónde podía escribirle a esta personalidad, y contacté a la UNAM. Dije que quería ser director de cine, y que hice unas ilustraciones de un personaje que se llamaba ‘Neri Vela, capitán espacial’ y se lo mandé”, a su vez él me mandó una foto autografiada y un parche de la misión a la que fue, desde ahí empezamos a inter- cambiar cartas y se convirtió en un gran amigo”, recordó Arnaiz. 

Neri Vela: Espacio sin límites se podrá ver en cines en 2022, narrado por el actor Bruno Bichir, quien también estuvo en el evento junto al Doctor Salvador Landeros, director de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), quien dedicó unas palabras a su amigo y compañero, a quienes, su pasión por el espacio, les unió y estrechó lazos. 

“Conozco al doctor desde hace más de 40 años, conozco a Rodolfo Neri y al astronauta, mi amigo. Yo tuve un sueño, el espacio, y se me cumplió, eso nos unió desde que terminamos los posgrados en el extranjero, desde entonces vivimos muchas experiencias. Me siento orgulloso de Rodolfo, es uno de mis mejores amigos de toda la vida, hay cientos de anécdotas que comentar”. 

“Celebro su enorme capacidad para que, después de 36 años todavía siga llenado y saturando auditorios en cualquier lugar donde se presenta. Al gran ser humano, siempre le reconoceremos su capacidad, pasión por el espacio y lo que le hereda a las nuevas generaciones”, compartió Salvador Landeros.