El paso del tiempo es, quizá, una de las grandes pruebas para un músico, muestra su evolución profesional, y descubre el momento cumbre con la inmortalidad que le ofrece una canción cuando queda tatuada en la memoria de sus fans y se convierte en una especie de himno para diferentes generaciones, en este punto, una banda trasciende.

Así ha sucedido para El Haragán y Compañía, a cargo de su vocalista y líder Luis Álvarez que, si bien ha tenido a lo largo de sus 32 años diferentes alineaciones, han demostrado ser una banda que representa al rock mexicano, tres décadas bien cosechadas y vividas al más puro estilo rocanrolero y, tras haber pasado por la pandemia, hoy se muestran al pie del cañón.


El Haragán y Compañía se presentará el 18 de septiembre de 2021 en el Foro 360

“Desde el inicio supimos valorar el éxito. Han sido tres décadas donde ha pasado de todo, muchas anécdotas en el escenario, una chistosa, por ejemplo, cuando mi compadre Alex Lora me invitó al escenario, empezó a tocar una rola y me confundí, pensé que era Cantinero y era el ADO… lo puse en apuros, pero la sacamos de milagro. Aunque, siempre lo más chido que sucede en una tocada es ver a nuestro público gozar con ellos y pasarla de agasajo”, cuenta Luis Álvarez a Reporte Índigo.

El año pasado El Haragán habría festejado su 30 aniversario; sin embargo, la pandemia provocó que se pospusiera hasta el 2022. No obstante, la agrupación ya tiene planeada una gira, que inició en agosto en Tultepec y continuará el 18 de septiembre en el Foro 360, así seguirán hasta llegar al siguiente festejo.

Para Álvarez esto será un paso muy importante, pues han visto que la gente sigue cantando sus canciones, les pidan tocar sus éxitos; además, han unido generaciones, desde el abuelo, hasta el papá y el nieto, todos pidiendo más de ellos.

“Cuando se nos anunció que no iba a haber tocadas en marzo de 2020, todo se nos cayó. El abanico de la música del rock, aparte de ser el menos pagado es el menos promocionado, fue muy difícil para los roqueros de México poder sobrevivir. Los que ya están colocados, tal vez sí sobrevivieron, pero los grupos emergentes no pudieron sostenerse más”, relata.

La crisis provocada por la pandemia también afectó al trabajo de El Haragán, vivieron tiempos difíciles, durante los cuales tuvieron que dar batalla y explotar su creatividad para salir adelante. Por fortuna, agrega Luis, ya habían lanzado un par de colaboraciones con Rubén Albarrán, Alex Lora y Juanchi, de Los Pericos, esto les permitió llegar al 2021.

A inicios de este año estrenaron “Yayo”, canción que refleja los sentimientos sobre pérdidas y añoranza. Ahora se encuentran más preparados, pues “ya le agarraron la onda” al virus trabajando en el estudio para preparar nuevo material.

“Este tiempo de pandemia fue muy difícil, parecía algo apocalíptico, decíamos a ver a qué hora se estaciona una nave nodriza e inicia la invasión extraterrestre, cualquier cosa podría pasar, pero echándole un poco de coco pudimos salir adelante. Tienes que adaptarte, los seres humanos nos adaptamos a todo y definitivamente aprendemos rápido.

“Pero con el dolor de haber perdido amigos músicos, mi compadre Sax, de La Maldita, Charlie Montanna, tanta gente, aprendes a cuidarte a tí mismo y a tener una nueva forma de trabajo en el estudio, todos estábamos temerosos de vernos, pero yo me aventé con todas las medidas, con mascarilla y empezamos a trabajar”, platica.

Luis adelanta que en los próximos días su público podrá escuchar uno de los duetos más importantes que hayan hecho con una cantante, se trata de una canción recordada por todos, la cual habla sobre los derechos de las mujeres, por lo que promete será una mezcla de lujo.

Aunque El Haragán aprendió y se curtió para dominar el uso de las redes sociales y hacer conciertos vía streaming, no hay nada que se le compare a un concierto en vivo junto a sus fans, quienes se han mantenido fieles hasta este momento.

“Regresamos a lo nuestro: pisar los escenarios y ver a la gente con sus ojos brillosos y la emoción que tienen, es lo más bonito que puedes tener, la recompensa más grande, aunque no te paguen, pero es algo muy chido. Pisar el escenario es la vibra, poder ver a la gente cantar, llorar, añorar, es fue muy emotivo”, cuenta.

El Haragán y Compañía desde su lucha

Esta batalla librada se puede comparar con lo que ha pasado en la escena del rock mexicano. De acuerdo con el cantante, el inicio rebelde de este género salió en el momento cuando Elvis Presley movió sus caderas, desde ahí y hasta la actualidad, se ha dedicado a retar al sistema.

“Viene de los afroamericanos, pero los blancos se pusieron la camiseta de los negros y sale Elvis, The Beatles y retan al sistema con sus cabellos largos. De pronto entra una revolución en los tiempos de las guerras de los 60, Vietnam, la banda se revela y hay movimientos sociales, matanzas por una revolución juvenil musical de todas las formas pensantes y expresiones del ser humano, se vuelve contestatario y un arma mental”, considera.

A partir de aquel momento el género toma su importancia de denuncia, lucha, libertad y rebeldía. El líder de El Haragán & Cia., confiesa que actualmente no ve a muchas bandas que apuesten por la esencia roquera.

“Yo veo que muchas bandas hablan de amor, y de pronto te das cuenta que para eso estaba Juan Gabriel, nadie lo hace mejor que él. Banda que se diga rocanrolera y que sólo hable de amor y de cosas banales desperdicia esa energía del rock, no está chido, tampoco es estar peleando todo el tiempo, pero el rock es libertad, expresarte y hablar de las cosas que te pasan”, abunda.


“Desde niño tuve la fortuna de saber que iba a ser cantante, porque el rock tocó a mi vida, al escuchar a Elvis me corrió algo por las venas, que es inexplicable. La música me ha dejado todo, experiencias, mis hijos, tantas cosas bonitas, es algo que no tiene precio”

Luis Álvarez

Líder de El Haragán y Compañía

A pesar de que pareciese que el rock “se ablande”, hay momentos en los que, como lo dice Luis Álvarez, vuelve a retomar su intensidad oscura y rebelde, porque el rock and roll no morirá jamás.

El rock en México

Para Luis Álvarez, México siempre ha sido rocanrolero. Al inicio fue a través de covers de Los Teen Tops o César Costa, hay una enorme tradición en la que, posteriormente, llegaron bandas como Peace & Love o Three Souls in my Mind, las cuales abrieron el camino.

“Actualmente a los grupos les hace falta un poco de calle, hay que salir, observar, ver la vida real y plasmarlo en un sentimiento. Hoy veo muy buenos músicos, con buen sonido, tienen lo que no teníamos en ese tiempo, el Internet”, dice Luis Álvarez, cantante y líder de El Haragán y Compañía.

En conexión

FB: elharaganycia

IG: el_haragan_y_cia/

TW: @elharaganycia

También puedes leer: Avándaro, cuando el rock mexicano alcanzó la gloria