“Los adolescentes reaccionan de forma diferente a la información cuando creen que ha sido apoyada por muchas personas, incluso si esas personas son extraños” 
Fragmento del textoEstudio

Investigadores de la Universidad de California (UCLA), en Los Ángeles, Estados Unidos, realizaron un estudio para determinar el alcance de los likes (“Me Gusta”) de la red social Facebook a nivel cerebral.

Dicho análisis dio como resultado que los likes generan “adicción” y que entre más se reciban provocan que el cerebro desencadene una reacción de bienestar y calma, en especial en los adolescentes.

Las reacciones positivas en Facebook no son dañinas en sí mismas, pero el exceso sí puede ser perjudicial.

Lauren Sherman, investigadora del Ahmanson-Lovelace Brain Mapping Center, señaló que los likes activan las mismas zonas del cerebro que funcionan cuando la persona come algo delicioso, gana dinero o tiene un orgasmo.

Como una droga…

La investigación se basó en un grupo de jóvenes entre los 13 y 18 años de edad y fue publicada en Psychological Science.

Mediante resonancia magnética fueron medidos los efectos de los “Me Gusta” para poder evidenciar la respuesta del cerebro ante la “aprobación virtual”.

“Los adolescentes reaccionan de forma diferente a la información cuando creen que ha sido apoyada por muchas personas, incluso si son de extraños”, afirma la investigación.

Los jóvenes demostraron que un like de Facebook les generaba absoluto placer sin importar su procedencia.

Además, se confirmó que éstos se volvían más influenciables con los “Me Gusta”, ya que al recibir uno de estos estímulos en Facebook era más probable que dieran un like de vuelta a esa persona.