¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

ROPATECA

El ‘peer-to-peer’ de las prendas

Rocío Aguilera

¿Cuánta ropa en buen estado que ya no utilizas tienes olvidada en tu clóset? Y de seguro sigues pensando que no tienes nada qué ponerte.

No te preocupes, los suecos tienen la solución: Klädoteket, que en Internet ha sido traducido como Ropateca, es una red de tiendas en la que puedes donar las prendas que ya no quieres y rentar otras para renovar tu armario por unas semanas.

Hannah, Mattias y Karin Granstrand, fundadores de este proyecto, dicen que es como un guardarropa colectivo que casi funciona como una biblioteca pública, pero en lugar de libros tiene ropa.


Jul 1, 2012
Lectura 3 min
portada post

¿Cuánta ropa en buen estado que ya no utilizas tienes olvidada en tu clóset? Y de seguro sigues pensando que no tienes nada qué ponerte.

No te preocupes, los suecos tienen la solución: Klädoteket, que en Internet ha sido traducido como Ropateca, es una red de tiendas en la que puedes donar las prendas que ya no quieres y rentar otras para renovar tu armario por unas semanas.

Hannah, Mattias y Karin Granstrand, fundadores de este proyecto, dicen que es como un guardarropa colectivo que casi funciona como una biblioteca pública, pero en lugar de libros tiene ropa.

Las suscripciones para acceder a su acervo son de tres meses, durante los cuales puedes rentar toda la ropa y accesorios que quieras, y al finalizar ese periodo puedes renovar tu suscripción.

Su inspiración viene del arte contemporáneo y el rediseño combinado con una crítica a la industria textil no sustentable.

“Amamos la creatividad que viene del vestirse diariamente, pero no queremos consumir. Además nos gusta el hecho de que no tienes que ser dueño de todo lo que usas”, dice Karin Granstrand sobre esta idea que surgió hace dos años.

Para este grupo de jóvenes, la sustentabilidad y el impacto que el proyecto pueda tener en el medio ambiente es una de las principales preocupaciones y el motor que los impulsa a seguir.

“Esperamos que (Klädoteket) tenga un impacto en la manera de pensar sobre la producción, el consumo, lo que poseemos y compartimos. Y no termina ahí, también conduce a hacer; donando la ropa, rediseñando la antigua, intercambiando atuendos y cuestionando nuestros puntos de vista”, afirma Granstrand en entrevista con Reporte Indigo, vía e-mail.

Alma ‘peer-to-peer’

El concepto de sharing (compartir) no se inventó en Suecia, pero jóvenes como ellos, junto con los de The Pirate Bay, The Pirate Party y la Iglesia del Kopimism, le dan utilidad  y lo aplican a la vida diaria.

El blog de tecnología ALT1040 fue el primero en relacionar a estas tiendas con el concepto ‘peer-to-peer’, al preguntarle a Karin qué opinaba de esto, dijo que no tenía idea de a qué se referían, pero su ideología de compartir confirma lo que escribieron sobre ellos en el blog.

“Animamos a todos a abrir una Klädotek, no importa en dónde. Sería maravilloso crear una comunidad internacional. Tal vez entonces podrías viajar sin equipaje, solo con tu membresía”, dice Karin al preguntarle si piensan abrir más tiendas fuera de Suecia.

Aunque no están relacionados con ninguno de los otros movimientos sociales surgidos en su país, creen que todos estos están conectados en su manera de crear alternativas, la mayoría de las veces con soluciones creativas y constructivas a problemas que enfrenta su entorno.

“Tenemos una idea común de copiar y compartir (nos encantaría compartir Klädoteket con

cualquiera que quisiera abrir una), de cuidar nuestros bienes comunes y dejar que todos usen lo que es de todos”.

Comentarios