El actor Daniel Elbittar asegura que vive un momento superimportante en su carrera artística, donde demuestra que ha madurado más como actor, ser humano, intérprete y artista.

“Siento que estoy poniendo como el primer escalón sólido después de haber tenido años de experiencia para hacer cosas muy interesantes en la carrera. Estoy empezando un momento muy simbólico en mi carrera y en mi vida personal”, expresa el venezolano, en entrevista con Reporte Índigo.

Actualmente, el actor le da vida a Pedro del Monte en la telenovela La herencia, un legado de amor. Su personaje siempre ha tenido una competencia constante con su hermano Juan (Matías Novoa), la cual hace que comiencen a pelear entre ellos por el amor de Sara (Michelle Renaud).

“Lo que más me gustó de este personaje es que tiene una carga oscura muy fuerte, es muy envidioso, ambicioso, mujeriego y manipulador; entonces, es muy diferente a mi personalidad, a Daniel Elbittar, por lo que me da todos los matices necesarios para interpretarlo”, explica el actor.

Para entender a Pedro hay que saber que tuvo una infancia muy difícil, él y su hermano fueron abandonados por su madre, quien los crio dentro de un mundo de prostitución, hambre, de malos tratos y abusos, de ahí nace todo el lado oscuro que tiene.

“Su hermano Juan, el mayor, el protagonista, siempre fue la prioridad, el líder, entonces, es un personaje con mucha envidia y rencor, con mucha carga emocional, de esa manera es que uno puede entender a este gran villano”, dice Daniel.

“Creo que estamos haciendo un melodrama actualizado, evolucionado, con óptica cinematográfica, con cámaras distintas y grandes locaciones”
Daniel ElbittarActor

Elbittar comparte que él creó la forma de caminar de Pedro, de expresarse, mirar y de moverse. Dice que su mirada está muy por encima de los demás, porque ve a todo el mundo de arriba hacia abajo, ya que se siente que él es lo más importante, la persona con más poder.

“Le cree un lado oscuro muy presente, pero al mismo tiempo un lado humano para que tuviera diferentes matices”, señala.

Con esta actuación, Daniel quiere que el público odie a Pedro, pero que al mismo tiempo le guste, se sienta atraído por él, por su encanto y que llegue a decir “quiero un hombre así”.

“Lo que quiero provocar en el público es que me odien por mis acciones, pero que me amen por el lado humano del personaje, que se identifiquen con él”, enfatiza.

Un segundo aire para Daniel Elbittar

El actor Daniel Elbittar considera que las telenovelas están viviendo un segundo aire, favorecidas por la preferencia del público.

“Con la aparición de todas las plataformas digitales, como Netflix o Amazon, los productores de telenovelas empezaron a tratar de hacer contenidos para este tipo de plataformas y se olvidaron un poco del género que realmente al público le gusta, y la gente los castigó, se fueron de la televisión abierta a las plataformas”, considera.

Pero ahora se vive un segundo respiro, un renacer, donde están regresando al melodrama tradicional, como lo es La herencia, un legado de amor.

“El género está regresando, pero evolucionado, las producciones se hacen mejor, tienen mejor calidad, son bien hechas”, considera.

También puedes leer: Gerardo Oñate, carrera actoral en construcción