En el último censo de Estados Unidos se contabilizaron más de 60 millones de latinos o hispanos en ese territorio, con la particularidad que a partir de 2015 la mayor parte de esta población es nacida en aquel país, lo que supone una nueva etapa en el largo proceso de la presencia del español en la unión americana, aseguró el académico de la Universidad de Alcalá, Francisco Moreno Fernández.

El sociolingüista destacó que fue la primera lengua en el vecino país del norte, porque los hablantes de este idioma se desplazaron por aquel territorio descubierto para el mundo occidental a comienzos del siglo XVI, aunque no se trató de un proceso colonizador, sino de búsqueda y asentamiento. A menudo se obvia que fue la primera lengua europea que se habló y se mantuvo durante largo tiempo.

Al participar también en la octava sesión del ciclo Diálogos del Bicentenario de las relaciones diplomáticas México-Estados Unidos, Pedro Martín Butragueño, especialista en Lingüística Hispánica, resaltó que aun cuando existen vínculos claros entre el español de México y el que se habla en Estados Unidos, hay paralelismos interesantes en la forma en la que se ha expandido este idioma.

El experto de la Academia Mexicana de la Lengua indicó que la historia lingüística de México podría resumirse en el proceso de desplazamiento constante que el español ha ejercido sobre las lenguas originarias, de manera que es las dos caras de la misma moneda: el proceso de desplazamiento y el de expansión del español.

Ambos especialistas participaron en la conferencia “El español desde la perspectiva de las academias”, moderada por el director del Centro de Enseñanza para Extranjeros, Alberto Vital Díaz.

Te puede interesar: Los verdaderos superhéroes, migrantes latinos