No se trata de la versión asiática de la serie original de Netflix, “House of cards”, sino de la política real y la influencia que tiene sobre ella la emisión estadounidense.

De acuerdo a una fuente anónima, y bien informada, distintos medios de Hong Kong señalan que Wang Qishan, miembro del Comité Permanente del Buró Político de China y jefe del órgano disciplinario interno del Partido Comunista, ha puesto sobre la mesa elementos de “House of cards” en juntas con otros funcionarios del partido.

Los medios de información chinos indican que Wang podría estar tomando lecciones equivacadas de Frank Underwood, personaje interpretado por Kevin Spacey, ya que este mantiene unido –y bajo control– al partido demócrata por medio de traición y venganza.

“House of cards”, que se transmite por el portal de videos asiático Sohu, ha recibido más de 16 millones de visitas, según Foreign Policy.