En el mundo, más de 425 millones de personas viven con diabetes, la mayoría de esos casos son del tipo 2, que se podrían prevenir mediante la actividad física regular, una dieta sana y equilibrada y la promoción de entornos de vida saludables.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos son clave para prevenir las complicaciones de la diabetes y lograr resultados saludables; sin embargo, una de cada 2 personas que actualmente viven con diabetes no está diagnosticada.

Aproximadamente 227 mexicanos mueren al día por culpa de esta enfermedad, el 90 por ciento de los casos son provocados por el sobrepeso o la obesidad. Muchos de los pacientes, asegura Óscar Romero, nutriólogo de formación y educador en diabetes certificado, fallecen por la desinformación, porque nunca se acercan con un experto a aclarar sus dudas.

Para Christian Lugo, gerente académico de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), una forma efectiva de combatir esta enfermedad es con educación, porque “es un pilar fundamental que ayuda al autocontrol. Hemos visto que previene o evita complicaciones a futuro como retinopatias, necropatias y amputaciones; la educación es fundamental en general para tener un buen control”.

La Federación Internacional de Diabetes (FID) anunció que este año el tema central será “La familia y la Diabetes”. De acuerdo con la institución, las familias tienen un papel clave que desempeñar al abordar los factores de riesgo modificables para la diabetes tipo 2 y deben contar con educación, recursos y entornos para vivir un estilo de vida saludable.


La incidencia de esta grave afección se halla en aumento y continuará la tendencia a no ser que emprendan acciones urgentes

En muchos países, el costo de la inyección de insulina y el monitoreo diario pueden consumir la mitad del ingreso disponible promedio de una familia, y el acceso regular y asequible a medicamentos esenciales está fuera del alcance de muchos. Por lo tanto, es urgente mejorar el acceso para evitar mayores costos para el individuo y la familia, que tienen un impacto en los resultados de salud.

Un integrante más de la familia

Para las personas que viven con diabetes, el apoyo del núcleo familiar es primordial en su cuidado y tratamiento. Aspectos emocionales como la empatía son factores muy importantes para quien vive con esta condición.

El lado psicológico y afectivo juega un papel importante, ya que puede ser una situación muy difícil para la persona que lo padece, tanto en el momento del diagnóstico como para sus cuidados.

Con el fin de terminar con el estigma que envuelve a la diabetes, Jacqueline Alcántara, educadora en diabetes de Becton Dickinson, afirma que “el apoyo y el acompañamiento de la familia es esencial para una persona que vive con la enfermedad, así deja de ser un problema y se convierte en un estilo de vida saludable, el cual, incluso, le conviene adoptar a todos los miembros de la familia, ya que una alimentación balanceada y la actividad física beneficiarán a todos y se hará menos pesado, hasta puede resultar divertido si lo hacen en conjunto y se animan unos a otros”.

Se ha demostrado que el apoyo familiar en el cuidado de la diabetes tiene un efecto sustancial en la mejora de los resultados de salud para las personas enfermas. Por lo tanto, es importante que todos los pacientes y sus familias tengan acceso a la educación y el apoyo continuo en materia de autocontrol de la diabetes para reducir el impacto emocional de la enfermedad que puede dar lugar a una calidad de vida negativa.

De acuerdo con la experta, estudios científicos han demostrado que la insulina es el mejor tratamiento para el control y cuidado, sin importar la edad del paciente.

Para poder aprovechar la insulina al máximo y obtener los resultados deseados es primordial realizar una técnica de inyección correcta. Esto se puede lograr con mayor facilidad si es aprendido y compartido en un entorno familiar, ya que fomenta la adherencia al tratamiento si todos comprenden en conjunto de qué se trata.

Las recomendaciones de los expertos para realizar una técnica de inyección exitosa son: utilizar agujas cortas y ultra finas de 6mm en jeringas y 4mm en dispositivos tipo pluma, optar por tecnología de 5 biseles en la punta para minimizar la sensación de la punción, no reutilizar las agujas y rotar los sitios de inyección.


Al igual que el aspecto médico, es relevante el aspecto emocional que la persona que vive con diabetes puede necesitar para su bienestar

“La educación en diabetes para el entorno del paciente es tan importante como para la persona que vive con la condición. Sentirse incluidos en las actividades familiares, escuchados, comprendidos y acompañados marca una gran diferencia en el éxito de su bienestar, ya que su estilo de vida es el ejemplo de vida saludable que todas las personas deben tener.”

El Día Mundial de la Diabetes, que se celebra el 14 de noviembre, aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, reúne a 160 países para alzar la voz en contra de este padecimiento.

¡Tips para vivir mejor!

Estos son los puntos más importantes para un control adecuado y así obtener resultados positivos:

Alimentación saludable:

Debe ser un especialista quien indique la dieta a seguir, recordando siempre que no hay alimentos prohibidos, sino cantidades adecuadas.

Asistencia médica:

Es importante el monitoreo constante por médicos y especialistas, además de tomar los medicamentos prescritos en la dosis y la frecuencia adecuadas.

Activación física:

Cada cuerpo tiene capacidades diferentes, así que lo mejor es estar asesorados por especialistas para evitar el sedentarismo, aún con actividades de bajo impacto como nadar o caminar.

Tratamiento con insulina:

A pesar de todos los mitos que giran alrededor de ella, está comprobado que es el mejor tratamiento para el cuidado por ser eficaz y seguro.

Técnica de inyección correcta:

Es primordial para un tratamiento con insulina exitoso. La persona se puede entrenar con educadores en diabetes o con su médico.