¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
doPlay

Bayoneta

El duelo contra las cuerdas

Hidalgo Neira

En el largometraje Bayoneta, estelarizado por Luis Gerardo Méndez, se muestra la vida de un boxeador retirado que está perturbado por su pasado; la historia narra cómo decide exiliarse de México y entrenar a nuevos peleadores pugilísticos en un remoto país de Europa


Nov 6, 2018

El mundo del boxeo parece que está rodeado de fama, excesos, dinero y más glamour que deporte, pero fuera del espectáculo que se vive en el cuadrilátero, existe la sangre, el sudor y la gloria.

El dolor, las cicatrices y la lucha se vuelven emocionales más que físicas. Dichos factores se ponen contra las cuerdas al interior de la mente de un boxeador; el duelo es personal, el peleador se enfrenta contra sí mismo y debe de subsistir para salir adelante.

Todo eso lo entiende Miguel “Bayoneta” Galíndez, un boxeador que colgó los guantes y tiró la toalla en México, para volverse entrenador. El hombre decide irse a vivir a Finlandia para lidiar con sus demonios internos.

Esto es lo que se muestra en Bayoneta, cinta dirigida por Kyzza Terrazas y protagonizada por Luis Gerardo Méndez, en la que se narra una perspectiva distinta del boxeo nacional, pero que también es una realidad.

“No diría que es una película sobre boxeo, creo que el boxeo es un vehículo para explorar otras cosas como los duelos, la culpa, un pasado que te persigue, la condición migrante, el amor, las pérdidas, todas ellas cosas que nos atañen”

- Kyzza Terrazas

Director de cine

El filme, que comenzó su desarrollo en 2012 y tuvo un presupuesto aproximado de 30 millones de pesos, se estrenará en cartelera nacional el 9 de noviembre en más de 40 ciudades de México con 300 copias.

Hasta el fin del mundo

La particularidad de Bayoneta es que no se desarrolla en México, principalmente su filmación fue en Europa, para dar una mirada diferente al tormento que vive el personaje del boxeador.

“Este tipo de experiencias o experimentos culturales se dan, tan se dan que cuando llegamos a hacer el primer scouting a la ciudad donde filmamos, en Turku, Finlandia, y fuimos a un gimnasio, nos encontramos un mexicano ¡Es verdad! Además, después se convirtió en una de las personas con las que entrenó Luis Gerardo Méndez”, recuerda Terrazas.

La renuncia voluntaria del personaje se logra ver a cuadro, fue así como el director consiguió plasmar el conflicto de la historia de un mexicano que carga sus estigmas y cómo vive el boxeo.

“Ahí la prueba de que existen este tipo de experiencias, queríamos agarrar el barrio (…) y al mismo tiempo, tomar a uno de estos boxeadores, pero ya caído, en desgracia y descontextualizarlo para llevarlo a un lugar tan ajeno como Finlandia.”, agrega.

El otro lado del boxeo

La tradición boxística que existe en el país ha sido retratada en varias ocasiones en el cine, para Terrazas, junto al co-guionista Rodrigo Marquez-Tizano, era importante encontrar un enfoque distinto a las historias que ya se habían hecho con anterioridad, para tener un toque alternativo de este deporte.

“No queríamos contar lo mismo que Pepe El Toro, que Campeón sin corona, queríamos actualizar de alguna manera esa historia y llevarla un poco a terrenos limítrofes, como experimentar con la figura de un boxeador en un panorama más contemporáneo”

- Kyzza Terrazas

Director de cine

Los realizadores se acercaron a Ramón Euroza, quien viene de una familia con raíces en el box y entrenó a Julio César Chávez. Él les dio una óptica del pugilismo y cómo este se vive fuera de México.

“Con él fuimos a hablar y él mismo tuvo estas experiencias y después acabamos entrenando con él a Luis Gerardo”, comenta el director.

El fogueo de Méndez

Para que Luis Gerardo Méndez se preparara en el rol del boxeador retirado, se metió de lleno a un estricto entrenamiento durante meses, mismo que siguió en régimen durante la producción de Bayoneta.

“De que comenzó (a entrenar), cuando rodamos, me parece que fueron como cinco meses en los que él hizo ejercicio, dieta y estuvo practicando boxeo y luego ya entrenando de una manera muy seria, por lo menos un par de meses antes”, especifica el realizador.

Méndez se tomaba el tiempo de seguir ejercitándose, aunque no se estuviera realizando la cinta, o su participación a cuadro no demandara el rigor físico, por ejemplo, en Finlandia no fue necesario que se hicieran las secuencias de pelea, esas se realizaron de vuelta en el país azteca.

El actor Luis Gerardo Méndez se sometió a un estricto entrenamiento durante meses para poder interpretar al exboxeador

“Tuvimos un parón antes de filmar en México, como tres semanas, durante las cuales entrenó todos los días y todos los días entrenamos las coreografías, porque todas las peleas las hicimos aquí”, argumenta el director de la cinta, Kyzza Terrazas.

En la sala de edición

La película de Terrazas originalmente duraba poco más de dos horas, pero él, junto a su editor Yibran Asuad, redujo casi 40 minutos del corte final, por lo que la decisión se tomó en conjunto; sin embargo, sí hubo sacrificios que le dolieron al director.

30 millones de pesos fue lo que costó la cinta

“Hay otra pelea muy linda, del personaje que hace el boxeador finlandés, había toda una parte donde él iba a pelear un poco más clandestinamente, que de hecho filmamos aquí, en Villa Olímpica, con otro boxeador y la verdad había cosas fantásticas. Visualmente era muy rica esa pelea y me dolió quitarla”, asegura el cineasta.

Una nueva temporada

La serie que creó junto a Gael García Bernal y Jorge Dorantes, Aquí en la Tierra, y que tuvo una primera temporada en Fox Premium, actualmente se trabaja la secuela que será estrenada el siguiente año. Nuevamente cuenta con el reparto de Bernal, Tenoch Huerta y Daniel Giménez Cacho.

“Ha sido un poco el mundo en el que he vivido en los últimos tres, cuatro años de mi vida. Hacer una serie es una chamba, muy de cuerpo entero y de atención, como que estás produciendo, pero después estás post produciendo y mientras ya estás escribiendo lo próximo”, dice.

Comentarios