¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

El documental de los trillizos que fueron separados al nacer por un experimento siniestro

Carlos Ramírez

Querido, lector: mi opinión vertida en La Cinemágora no representa la perspectiva del medio. La crítica de este documental NO TIENE SPOILERS


Sep 18, 2020
Lectura 5 min
portada post

Por desgracia, a estas alturas, pensar que los experimentos siniestros con personas sólo suceden en las películas es una creencia bastante inocente. Historias como la del documental Tres idénticos desconocidos, dirigido por el cineasta británico Tim Wardle, confirman que existen suficientes mentes enfermas en el mundo para dejar en calzones a las tramas de largometrajes como El Cubo (Vincenzo Natali, 1997) o Das Experiment (Oliver Hirschbiegel, 2002).

La historia de los trillizos separados al nacer conmocionó al mundo en los ochenta. Pero, como consecuencia de la faramalla construida a partir de su reencuentro 19 años después, no muchos siguieron el acontecer de los tres hermanos.

Tampoco se supo con claridad la razón por la que habían sido separados desde su nacimiento y entregados en adopción a tres familias distintas. Por lo que el productor de televisión Tim Wardle emprendió una basta investigación de la historia.

A través de Tres idénticos desconocidos, Wardle revela el oscuro experimento social de la agencia de adopciones Louise Wise y del cual fueron víctimas los trillizos Robert Shafran, David Kellman y Eddy Gallan.

¿DE QUÉ VA?:

Tres gemelos que fueron separados al nacer y adoptados por familias distintas se reencuentran por azar siendo adultos. Este golpe del destino expone ante la opinión pública el experimento al que han sido sometidos sin saberlo desde su nacimiento.

LO BUENO: EMOCIONANTE, PERIODÍSTICO Y SINIESTRO

Lo que acapara el documental Tres idénticos desconocidos es la emoción. Un buen número de sensaciones van surgiendo durante las revelaciones que el director Tim Wardle realiza a medida que presenta la historia que dejó con la boca abierta a todo Estados Unidos.

A partir de su inicio, el largometraje desecha un estilo de acumulación de información. No presenta, tampoco, los hechos de forma pausada y metódica como acostumbran los documentales históricos. Y, mucho menos, existe un narrador como tal.

Más bien, hay una suerte de recreación de los acontecimientos entrelazada con las entrevistas de los propios involucrados. La intención de este formato casi televisivo es dotar de dinamismo y ritmo a la narrativa, además de una sensación de cercanía.

Y es que Tim Wardle utiliza los testimonios y las recreaciones para contarnos una historia de manera misteriosa y, por momentos, cinematográfica. Así, consigue elaborar una especie de teleraña de emociones de la que se van hilando otras nuevas; aunque, eso depende de la atención del espectador.

Las recreaciones, asimismo, no resultan en deficientes escenas sin chiste. Además que se apegan a los testimoniales, se aprecia que también tuvieron una buena inversión en cuanto a su producción.

De hecho, el director no propone un sentido único para su documental. Al principio, no pareciera un largometraje que ahonda en la sucia maquinaria de un experimento social. Sino que se presenta como un amigable programa televisivo que narra la increíble historia de unos trillizos.

De lo bonito a lo escabroso, Tres idénticos desconocidos profundiza en los sucesos de manera escalonada. Y, conforme los minutos avanzan, también eleva su complejidad. De modo que deja al espectador como el participante de un experimento social de emociones.

Probablemente lo anterior no sería posible sin este efecto sorpresivo de Wardle. Porque aunque fue una buena noticia que los tres hermanos se reencontraron, lo cierto es que la razón por la que fueron separados opaca con creces toda la alegría.

Lo sorpresivo, entonces, recae en el cambio de rumbo del documental. Si bien hay una marcada progresión de un tono claro a una sombría trama, el director equilibra los hechos para que esto no sienta estrepitoso y sin sentido.

Wardle maneja la historia de forma enternecedora y familiar, pero más tarde como un tipo de cine de protesta en el que se acusa y señala a la agencia de adopciones Louise Wise como la única responsable de la desgracia.

LO MALO: CAÍDA DE RITMO

Tres idénticos desconocidos no tiene deficiencias como tal. Sin embargo, si de algo hay que culpar al documental de Tim Wardle es por una caída de ritmo en su tercer acto, en el que hay un giro en la historia pero presentado de una forma confusa.

*Recomendación: 4 estrellas de 5. Un documental que necesitas ver una tarde de estas.

*Plataforma: HBO

*Quiero leerte en los comentarios, ¿qué documental me recomiendas?

Te puede interesar: Un documental de terror a propósito del estreno de ‘Misterios sin resolver’ en Netflix


Notas relacionadas

Oct 16, 2020
Lectura 4 min

Oct 9, 2020
Lectura 4 min

Oct 4, 2020
Lectura 5 min

Comentarios