“Ruego para que podamos encontrar y tener el gobierno que nos merecemos, y la generación que está viviendo en este país pueda ser tratada con el mismo respeto y dignidad que la gente que llegó antes y ayudó a construir este país de inmigrantes”, dijo el director mexicano Alejandro González Iñárritu luego de que “Birdman” se coronara como Mejor Película en la entrega número 87 de los Premios Oscar.

Sus palabras, pronunciadas la noche del domingo frente a millones de espectadores, hicieron eco en México, en Estados Unidos y alrededor del mundo. 

Y no solo las de Iñárritu, también las del actor Sean Penn, quien al anunciar  el cuarto galardón para la película dirigida por el mexicano preguntó: “¿Quién le dio a este hijo de perra la tarjeta de residencia?”.

El triunfo del mexicano  además indignó a conservadores estadounidenses como Donald Trump, quien reprochó que se llevara “todo el oro” y catalogó la ceremonia como “una triste broma”. 

‘Estamos en eso’ 

La dirigencia del Partido Revolucionario Institucional respondió al mensaje del cineasta con un tuit. “Coincidiendo en el orgullo mexicano, es un hecho que más que merecerlo, estamos construyendo un mejor gobierno. Felicidades #GonzálezIñárritu”, publicó el partido a través de su cuenta oficial @PRI_Nacional. El partido que llevó a Enrique Peña Nieto a Los Pinos respondió ayer por la mañana al discurso, al igual que numerosos políticos, actores, activistas y periodistas que discutieron sobre “el gobierno que merecemos”. Por su parte, el presidente Peña Nieto había felicitado al mexicano desde el domingo. “Alejandro González Iñárritu, qué merecido reconocimiento a tu trabajo, entrega y talento. ¡Felicidades! México lo celebra junto contigo”.

Lo tachan de ‘Penn…’

“¿Quién le dio su green card (residencia legal) a este hijo de perra?” bromeó el actor Sean Penn tras anunciar que “Birdman”, de Alejandro González Iñárritu, ganó como la Mejor Película en la edición 2015 de los Premios de la Academia. El comentario de Penn, quien ha sido amigo del mexicano desde que trabajaron juntos en el filme “21 Gramos” en 2003, sacudió el Internet. Pese a que González Iñárritu declaró poco después que no se sintió ofendido por la broma y que de hecho pensó que fue “chistosísima”, algunos mexicanos y latinos en Estados Unidos no pensaron lo mismo. Minutos después de las palabras de Penn, el hashtag #Penndejo comenzó a dominar en las redes sociales – una clara manifestación del disgusto causado por el chiste del actor. 

Una noche ‘ridícula’

Al magnate estadounidense Donald Trump no le gustó ni el éxito de “Birdman” ni el mensaje del mexicano. “Este tipo no paraba de subir y subir y subir (al escenario) ¿Qué está haciendo? ¿Se va a marchar con todo el oro? ¿Tan buena es (la película)? Yo no he escuchado eso”, dijo Trump indignado a la cadena Fox. “Fue una gran noche para México, como siempre. Este país, ya sabes, todo esto que pasa es ridículo”, agregó. En Twitter su crítica fue más general: “Los Oscar son una triste broma, muy parecido a nuestro presidente ¡Hay tantas cosas que están mal!”.