Todo escritor tiene una fuente de inspiración. Puede ser una musa, su propia vida o incluso un sueño que desea alcanzar.

En el caso de “El conde de Montecristo”, la famosa novela de Alexandre Dumas, la inspiración para crear al personaje Edmond Dantés fue Thomas-Alexandre Dumas, padre de Alexandre. O al menos así lo afirma el escritor y periodista neoyorquino Tom Reiss en su obra “El conde negro”.

Reiss fue galardonado con el Pulitzer de Biografía este año por dar a conocer que el propio padre de Dumas es el Conde de Montecristo, quien además era de raza negra.

De hecho, el padre del escritor francés fue el primer general de raza negra en un ejército occidental.

Las hazañas del Conde de Montecristo no fueron meramente un producto de la imaginación de Alexandre, ya que se trataban de la vida y milagros de su progenitor.

El general Thomas-Alexandre Dumas nació en Haití en 1762, fue hijo de una esclava de raza negra y un aristócrata. Entrenó esgrima en Versalles y destacó por su habilidad con las armas y su destreza en el campo de batalla.

Después de ser soldado raso, el padre de Dumas se convirtió en general.

Tom Reiss comentó en París que descubrió la vida del general Dumas durante su infancia, “porque me gustaban tanto las obras de su hijo Alejandre que decidí buscar las memorias de este. Lo increíble es que, en las primeras 200 páginas, solo habla de este hombre extraordinario, su padre, que parece una combinación de D’Artagnan con Edmond Dantés, Porthos, un poco de Aramis… Todos metidos en un mismo personaje”.

Así, Tom emprendió una búsqueda para rastrear toda la información acerca del famoso general. Entre archivos oficiales y privados de Francia, se topó con documentos que constataron su investigación.

“No fue difícil seguir su carrera de armas, ya que los archivos militares franceses están inundados de documentos de 1790. Además, nuestro personaje era un gran espadachín y había sido general de la revolución, aunque después fuera olvidado y borrado de la historia. Así que encontré muchas descripciones de él en combate”, dijo Reiss.

Uno de los documentos era un manuscrito del propio Thomas-Alexandre Dumas, en el que cuenta sus años de batalla y los dos años que pasó en una prisión por órdenes de Napoleón Bonaparte. “Sus hazañas militares inspiraron las aventuras de los mosqueteros y su terrible experiencia en el calabozo, ‘El conde de Montecristo’”, finalizó el biógrafo estadounidense.