No muchos conocen la historia del genocidio camboyano que tomó lugar en la década de los setenta, uno de los crímenes de lesa humanidad más impactante de la historia. En la década de los 70, el régimen maoísta de los Jeremes Rojos liderado por el dictador Pol Pot, terminó con la vida de entre un millón quinientos mil a tres millones de personas.

Lo que buscaban con la revolución era conseguir la utopía socialista. Querían hacer algo parecido a lo que el régimen nazi: “purificar” la raza. Sin embargo, tanto victimarios como las víctimas pertenecían a la etnia jemer. Obligaron a la gente que vivía en las urbes a ruralizarse a través de tortura y ejecuciones masivas. 

El cambio de antes y después del levantamiento ocurrió con una rapidez sin precedentes, en una sola semana lograron vaciar y saquear las ciudades, abolieron la moneda y desaparecieron las líneas divisorias entre clases.

Recomendado: Esclavitud y genocidio

De 1975 a 1979 los camboyanos vivieron en terror, con trabajos forzados y malnutridos. En los noventa se descubrieron hasta 20 mil fosas comunes de aquel tiempo. Apenas hace tres años, Nuon Chea y Khieu Samphan, dos de los líderes del movimiento fueron juzgados por sus actos y se les sentenció a cadena perpetua.

Desde hace tiempo el cine ha abordado ocasionalmente el tema con películas como Los gritos del silencio (1984) y La imagen perdida (2013), ahora Angelina Jolie en colaboración con Netflix lanzará una nueva película al respecto. 

‘First They Killed My Father’ se basa en las memorias de Loung Ung, una activista de los derechos humanos amiga de Jolie, que en su infancia logró escapar de los campos de matanza camboyanos. La guerra civil arrebató la vida de los padres y dos de los hermanos de Ung. 

Recomendado: Genocidio femenino

El adelanto de la cinta revela a tropas de niños orillados a trabajar, entrenarse en combate y aprender a manejar armas de fuego. La película se estrenará el 15 de septiembre de este año a través de Netflix.