El 2017 ha sido un año que marcó significativamente la vida de la cantante Ariana Grande, sobre todo por el atentado que sufrieron ella y sus seguidores durante su concierto en Manchester, en el que fallecieron 23 personas y 116 resultaron heridas.

Grande ha salido adelante y ha apoyado fervientemente a los afectados y entre sus nuevos proyectos está una línea con la marca Urban Outfitters que fue lanzada esta semana y cuyo diseño alude al Dangerous Woman Tour.