Además de mejorar los hábitos de sueño, se recomienda que las parejas se aseguren de decir “gracias” cada vez que uno de los dos haga algo agradable, eso los hará sentir apreciados

No dormir bien desencadena toda una serie de efectos en la salud, desde aumentar tu ansiedad hasta una baja densidad mineral ósea, sin dejar de lado que te hace consumir más calorías. Pero no solo eso, también podría afectar tus relaciones amorosas.

Un nuevo estudio de un grupo de científicos de la Universidad de California, en Berkeley, revela que la falta de sueño puede tener efectos sobre nuestras expresiones de gratitud: uno de los dos involucrados en una relación puede estar “muy cansado” para decir “gracias”, así que el otro se siente poco apreciado.

“No dormir bien puede hacernos más egoístas porque le damos prioridad a nuestras necesidades sobre las de nuestro compañero”, afirma Amie Gordon, autora principal de la investigación.

Más de 60 parejas, entre 18 y 56 años, participaron en las tres pruebas que componen la investigación. 

En la primera de ellas, se les pidió que hicieran una lista de las cosas por las que estaban agradecidos, mientras que los expertos analizaban qué tanto habían descansado las noches anteriores. Las personas que no habían pasado una buena noche se sentían menos agradecidas que las que sí la habían tenido.

En el segundo experimento los participantes tenían que llevar un diario de sus hábitos de sueño durante dos semanas para ver qué tanto habían descansado y cuánto se sentían agradecidos. Aquí también estuvieron relacionados los elementos.

Por último, se analizó el diario para ver cómo el descanso –bueno o malo– de una noche afectaba la apreciación que tenían sobre el otro.

Además de mejorar los hábitos de sueño, Gordon recomienda que las parejas se aseguren de decir “gracias” cada vez que uno de los dos haga algo agradable, eso los hará sentir apreciados.

El descanso y la gratitud
Más sobre el estudio