Leonard A. Lauder, heredero del gigante de los cosméticos Estée Lauder, donó al Museo Metropolitano de Arte (MET) de Nueva York su colección de arte cubista valorada en más de mil millones de dólares. 

La colección que el magnate reunió a lo largo de cuatro décadas es considerada como una de las principales colecciones de arte cubista en el mundo, y está compuesta por 33 obras de Picasso, 17 de Georges Braque, 14 de Juan Gris y 14 de Fernand Léger.

La revista Forbes calcula que el donativo que ha hecho el coleccionista de arte de 80 años equivale al 13.5 por ciento de su fortuna personal de 8.1 mil millones. 

“También lo consagrará en el panteón de los filántropos más generosos de todos los tiempos”, mencionó la publicación. 

“Cuando le he donado algo a un museo, he querido que sea algo transformador”, dijo Lauder a The New York TImes.

Y todo apunta a que así será. “De un solo golpe, esto pone al MET a la vanguardia del arte de principios del siglo 20; se trata de una colección irrepetible, algo de lo que solo los directores de museos pueden soñar”, dijo al diario neoyorquino el director del MET, Thomas P. Campbell.

Entre las obras destacadas que ahora formarán parte de la colección del museo están “Cabeza de mujer” (1909) y “Mujer en el sofá” (1913), de Picasso; y “Terraza en el Hotel Mistral (1907) y “Árboles en el estanque” (1908), de Braque.

Se espera que la colección completa sea exhibida en otoño de 2014.

Filantropía multimillonaria

El valor de las obras asciende a 1.1 mil millones de dólares, suma que representa el 13.5% de la riqueza del multimillonario donante. Según el cálculo de la revista Forbes, el magnate redujo de 8.1 a 7 mil millones su riqueza.