Es común que durante el 8 de marzo (8M) se regale a las mujeres flores, chocolates, y otros presentes, además de dedicar pensamientos similares a los que se observan en espacios como redes sociales, en el Día de las Madres, sin embargo, con estas acciones se olvida el verdadero propósito de la conmemoración del Día de la Mujer. 

Te sugerimos: Ley contra hoteles feminicidas pendiente en el Congreso de la CDMX

El 8M es una jornada en la que se concientiza, a través de manifestaciones de todo tipo, acerca de los pendientes en materia de equidad, a la vez que se recuerda a las mujeres que lucharon por alcanzar derechos básicos para su género como el voto. 

Las felicitaciones en estos días se caracterizan por hacer uso de estereotipos relacionados con las mujeres como resaltar su papel como amas de casa o la feminidad.

¿Desde cuándo se celebra el Día de la Mujer? 

El Día de la Mujer fue instituido en 1975, cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la institucionalizó debido a dos hechos históricos. 

El primero fue lo sucedido en marzo de 1911 en una fábrica de Nueva York, en la que murieron 130 mujeres. El segundo hecho se trata de una protesta llevada a cabo ese mismo año, por mujeres de Alemania, Austria , Suiza y Dinamarca, quienes se movilizaron para exigir el derecho al voto y a condiciones de trabajo justas. 

Por ello, el 8M es una conmemoración histórica que reconoce la lucha de mujeres alrededor del mundo por conquistar derechos.

Actualmente, la jornada de protesta también busca hacer visibles las situaciones a las que están expuestas las mujeres por su sexo como violencia, desigualdad laboral, de oportunidades, acoso callejero y feminicidio. 

¿Que sí se puede hacer el 8M? 

Respetar los espacios para manifestarse de las mujeres, es vital para la jornada del 8M Día de la Mujer, sin embargo, no es la única acción que puede hacerse en torno a este día. 

Se trata de una fecha para reflexionar de manera colectiva sobre las causas fundamentales de los diferentes tipos de violencia y desigualdad que siguen sufriendo las mujeres todos los días.

Informarse, conocer un poco de historia sobre la conmemoración, entender que no se trata de una celebración sino de una jornada de reflexión, son algunas de las otras acciones para realizar este día.