"Herschel nos ha ofrecido una nueva forma de ver el universo oculto hasta ahora, desvelando facetas desconocidas del proceso de formación de las estrellas y de las galaxias”
Göran Pilbratt Científico de Herschel

El helio líquido del telescopio espacial Herschel se ha agotado. Esto dio fin a la misión con la que la Agencia Espacial Europea (ESA) pudo observar las regiones más frías del universo durante tres años y medio, anunció la ESA el pasado lunes 29 de abril. 

Thomas Passvogel, jefe del Departamento de Proyectos de la ESA, dijo en un comunicado que para observar el cosmos frío con gran detalle, los instrumentos de Herschel debían mantenerse a una temperatura cercana al cero absoluto. Y esto pudo lograrse gracias al uso de los 2 mil 300 litros de helio líquido con los que el satélite fue lanzado el 14 de mayo de 2009. 

Matt Griffin, investigador principal del receptor de imágenes espectral y fotométrico (CHAPITEL) de Herschel, señaló que el telescopio les ha permitido ver por primera vez una enorme población de galaxias de estrellas que conforman casi la mitad del total de la formación estelar del universo. 

Según la ESA, Herschel ha realizado más de 35 mil observaciones científicas, acumulando más de 25 mil horas de datos de unos 600 programas de observación diferentes.

“Las observaciones de Herschel han revelado el cosmos en un detalle sin precedentes (…) Tenemos resultados muy interesantes de los primeros años del observatorio y esperamos tener descubrimientos más emocionantes”, comentó Göran Pilbratt, científico del proyecto Herschel de la ESA. 

El experto agregó que pese a que las observaciones han concluido y la nave pronto será impulsada a una órbita estable alrededor del Sol donde permanecerá de forma indefinida, “Herschel, como misión científica, de ninguna manera ha terminado”.

En casa de Herschel
Conoce todo acerca de la misión Herschel en la ESA