Entre la amplia oferta cultural que existe actualmente en internet, hay también espacio para dar foco hacia la diversidad sexual en el cine, y para ello está CUŌRUM, festival de cortometrajes LGBT+ que nació en Morelia hace cuatro años y que por el crecimiento de la pandemia por coronavirus, suspendieron funciones itinerantes en distintas partes de México.

Después de estudiar cómo seguir dando salida a los materiales que han recopilado en sus ediciones independientes, (ya que se separaron del Festival Internacional de Cine de Morelia en en 2018) el comité de esta muestra decidió que a través del terreno virtual era lo mejor, y tras una curaduría de más de un mes, se seleccionaron 13 historias tanto de ficción como documental, para estar en el catálogo de FilminLatino de manera gratuita.

“Estamos tocando temas complejos, difíciles, también hay comedias, es una muestra que va a acompañarnos en estos momentos de aislamiento, de contingencia, de incertidumbre, para mostrarnos la pasión con la que estos relatos están hechos. Se hablan de temas como VIH, la vejez trans, la doble moral que puede permear en familias mexicanas respecto a temas de diversidad sexual”, comparte Antonio Harfuch Álvarez, en entrevista con Reporte Indigo.

Ejemplo de esto es La mariachi, dirigido por Adán Ruiz en el que se cuenta la historia de cómo Nancy Velasco, mujer gay dedicada a la música folclórica en Garibaldi, intentó irse como indocumentada a Estados Unidos y terminó por quedarse en México por problemas legales y decidió formar una familia homoparental.

Los 13 cortometrajes seleccionados, han sido premiados en las ediciones pasadas de CUŌRUM, con jurados que radican en el extranjero y también en otras partes de México, también dentro de la muestra hay producciones que han sido aplaudidas por el público asistente al festival realizado en Morelia.

“Nos parecía importante lograr un balance, que hubiera por ejemplo también igualdad de género, entonces de los 13 la mitad son mujeres, la mitad son hombres (…) queríamos por lo pronto hacer una selección desde donde pudiéramos acercar al público al trabajo y al esfuerzo que hacemos en Morelia, como darnos a conocer. No habíamos estado tan próximos con nuestra comunidad virtual y sí fue un reto esta parte de mover todo a digital, entender cómo podíamos acercarnos al público”, agrega Álvarez vía Zoom.

Reporte Indigo sostendrá videocharlas con parte de los realizadores de estos cortometrajes presentados en la selección de CUŌRUM, en donde se platicará de la producción y el detrás de cámaras de sus historias, estos conversatorios se transmitirán en vivo todos los viernes de mayo a las 15 horas del centro de México, en las redes sociales de esta casa editorial y YouTube.

Fusión de fondos, peligro para el cine

CUŌRUM es un festival que se sostiene apenas con dos millones de pesos, presupuesto pequeño para una muestra fílmica, y tomando en cuenta que con la crisis sanitaria, se aprovecha desde el gobierno federal para disolver al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) y fusionar el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (FOPROCINE) y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE), esto es una molestia para Álvarez, quien ve un futuro desalentador.

“Ahora con todos los recortes que está habiendo por la contingencia, pues cultura y cine se están viendo muy afectados. El cine peligra con que pueda seguirse haciendo como se está haciendo en este momento, con esta vitalidad y esta audacia que tienen los y las realizadores, de mostrar historias que se ven difícilmente”, expresa.

El director del festival de cortometrajes, observa el absurdo proceder el Estado, que lo primero que se busca disminuir sean los apoyos hacia la cultura, cuando precisamente se está demostrando en esta emergencia sanitaria, que la ciudadanía se resguarda en el cine, la música y el arte, desde sus casas.

“La cultura siempre va a ser un tema en el que los gobiernos va a ser lo primero que van a querer recortar, cuando es lo que ahorita nos mantiene justamente vivos, atentos a lo que salga en Netflix o YouTube, los artistas, los realizadores están aportando su visión del mundo y nos ayudan a distraernos, obviamente a desafiarnos, a alentarnos a continuar en la resistencia”, subraya.

María Bonita, es un corto documental de Roxana Anaya, que precisamente se realizó con el FONCA, esta historia retrata a un grupo de vedettes trans de tercera edad, en el bar El Caporal en Colima, donde sobreviven a pesar de que hay giros económicos, que tienen mayores ganancias como antros o lugares de table dance, esta producción es parte de CUŌRUM y se puede ver en línea.

Recaudación económica pendiente para CUŌRUM

El escenario de encierro ha mantenido a la comunidad artística y cultural sin financiamiento, son múltiples las campañas de donación que actualmente circulan en el ciberespacio, de todas partes del mundo y México no es la excepción.

A pesar de que CUŌRUM se encuentra en la misma situación enconómica que millones de personas dedicadas al arte, Álvarez ha estudiado la posibilidad de también hacer una campaña virtual de fondos, pero prefiere hacer público esto, con una estrategia de alianza, para que pueda ser funcional a varios niveles.

“Yásnaya Aguilar, que es una promotora cultural indígena, pero también trae temas muy interesantes sobre el poder femenino y la colectividad, nos decía que hay que sumarnos a iniciativas que ya estén empezadas, que ya tengan un camino recorrido, y con esto del crowdfunding, va a ser un reto identificar cómo podemos apoyar a esas iniciativas desde donde también podamos ser apoyados”.

Álvarez tuvo un encuentro con Aguilar en la edición pasada del Festival Internacional de Cine de la UNAM, donde conversaron en el Seminario el público del futuro, ahí surgió esta idea de impulsar en conjunto una sola intención económica, lo que ayudaría a solidarizar a la comunidad fílmica en México  y a otros festivales que puedan estar en la misma situación.

También puedes leer: Rechazo a jóvenes LGBTTTI ante la pandemia