¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

Crítica Ford v Ferrari: competencia para Joaquin Phoenix y el Guasón en los Oscar

Carlos Ramírez

ALERTA: Esta crítica o reseña de Ford v Ferrari NO CONTIENE SPOILERS, por lo que si no has visto la película puedes leerla tranquilamente


Nov 23, 2019
Lectura 5 min
portada post

Titulada en México Contra lo imposible, Ford v Ferrari se dirige velozmente a los premios Oscar de la Academia, para competir contra Joaquin Phoenix y su Guasón, y trae de vuelta a un viejo cineasta conocido de buenas películas: James Mangold (Logan, Walk the Line), aquí te traemos la crítica.

¿DE QUÉ VA?

Basada en hechos reales. Cuando el dueño de la Scuderia Ferrari, el italiano Enzo Ferrari, insulta a Henry Ford II y su empresa, éste se propone ganar la carrera Le Mans de 24 horas en 1966, la cual nunca ha sido conquistada en la historia por Ford.

Los pilotos e ingenieros Carroll Shelby y Ken Miles son llamados a este enorme reto en contra de la imbatible Scuderia Ferrari, la cual crea muy pocos pero mejores automóviles.

LO BUENO: ACTUACIONES, PERSONAJES, ESCENAS DE ACCIÓN Y OST

Se agradece cuando un cineasta se aleja de la pretensión, sin dejar el arte, para trabajar en el fin más puro del cine: entretener. Esto sucede en Ford v Ferrari.

La historia de una rivalidad es sencilla. Dos empresarios compitiendo en egos a través de autos. Para llevar a la pantalla esta trama, James Mangold utiliza a un sólo personaje: el piloto Ken Miles interpretado por Christian Bale.

Este piloto, considerado un dios muy poco conocido en el automovilismo, es el núcleo de la cinta. El filme no trata tanto de cómo los millonarios se odian.

Tampoco es un drama en el que hay infidelidades o traiciones. Ni mucho menos hay reflexiones eternas acerca de la vejez y la vida. Mucho menos es una saturación de automóviles y carreras.

Ford v Ferrari trata sobre la pasión de las personas. Y no hablo de una pasión en el sentido más meloso de la expresión, sino en el más suicida. Esa pasión por la que podemos llegar a morir.

La pasión de Ken Miles son los autos y las carreras. Cuando Henry Ford II lo incorpora a su equipo para competir en la carrera Le Mans, Miles ve una oportunidad de oro para mostrar su pasión en la carrera más importante del mundo.

Hay una ligera introspección en el personaje de Ken Miles que no se desliza por la exacerbada meditación. El tipo nació para los autos y para competir en Le Mans.

Por ello, las principales virtudes del largometraje están en este personaje y en la configuración de su carácter desde el guion. Lo cual fue interpretado de una manera asombrosa en la pantalla por Christian Bale, lo que lo llevaría al Oscar contra Joaquin Phoenix por Guasón.

Basta buscar una imagen de Ken Miles en internet para ver que su distintiva mueca de labios también la tiene Bale, que su obsesión por el automovilismo se transmite de la pantalla a la butaca mágicamente.

La frustración y emoción de Miles de correr en una competición de 24 horas se expresa a lo largo de la película y por medio de su relación con su amada esposa y su hijo, quien ve a su padre como un superhéroe.

Yo no conocía nada acerca de la carrera Le Mans, pero al ver el filme me percaté de que no se trata de una competición de velocidad, únicamente, sino de resistencia, carácter, equipo y materiales.

Las escenas de acción de Ford v Ferrari muestran íntimamente esto. Podemos sentir la sudoración de los competidores, el corazón que se acelera al rebasar, las manos que tiemblan cuando otros autos se estrellan y los dientes que rechinan cuando van más de 18 horas corriendo.

La crítica también ha alabado el trabajo de Phedon Papamichael (Nebraska), quien elabora planos abiertos, generalmente, y se apoya de la luz natural del ambiente.

Por último, la banda original sonora, de Marco Beltrami (The hurt locker), va por melodías con ritmos rápidos, en su mayoría, que van muy de acuerdo a las situaciones de competencia en la película.

Mientras que en las canciones sesenteras fueron tomadas de artistas como James Burton, The Sparkles, Nina Simone, The Byrds y Link Wray.

Entre las nominaciones que esta película podría alcanzar están: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor, Mejor Guion, Mejor Banda Sonora, Mejor Fotografía y Mejor Sonido. 

LO MALO: DURACIÓN

Lo único malo de esta película está en su duración. La crítica también la ha señalado como una debilidad. Y es que aunque hay películas que controlan un ritmo equilibrado para que los minutos corran fácilmente, aquí eso es algo complicado.

Veremos escenas de acción muy apabullantes, pero también otras muy técnicas acerca de automóviles, las cuales podrían resultar pesadas para quienes desconozcan acerca del tema.

De igual manera, el tema del conflicto empresarial llega a extenderse por momentos en los que el largometraje pareciera alejarse de su temática de autos.

RECOMENDACIÓN: 4 ESTRELLAS DE 5 (BUENA)

Si ya viste la película, cuéntame qué te pareció y qué fue lo bueno y lo malo de este largometraje y si concuerdas con mi crítica. Leo tu opinión en la caja de comentarios.

Lee: Crítica Terminator Dark Fate; México ridículo y una película absurda


Notas relacionadas

Abr 3, 2020
Lectura 5 min

Mar 27, 2020
Lectura 3 min

Mar 27, 2020
Lectura 4 min

Mar 20, 2020
Lectura 4 min

Comentarios