¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

Crítica El Reverendo; Dios y el suicidio en el nuevo ‘Taxi Driver’

Carlos Ramírez

ALERTA DE SPOILERS: Esta crítica de El Reverendo contiene elementos que revelan la trama y el final de la película, estás leyendo bajo tu responsabilidad


Nov 8, 2019
Lectura 5 min
portada post

La película Taxi Driver es considerada una de las mejores del siglo XX. Fue escrita por el guionista Paul Schrader (La última tentación de Cristo, 1988), quien regresa con una historia creada y dirigida por él: El Reverendo (First reformed, 2017).

¿DE QUÉ VA? ALERTA DE SPOILERS

Toller es un pastor divorciado y con un hijo muerto en la guerra. En una de sus consejerías queda impactado por un ecologista extremista, quien le advierte sobre el cambio climático y el daño de las grandes empresas a la Tierra.

Cuando Toller es atormentado por su soledad, el futuro, un probable cáncer y el cuestionamiento de su fe, pronto escribirá un diario que nos adentrará en la severa introspección que experimenta acerca del suicidio.

LO BUENO: INTROSPECCIÓN, HISTORIA Y GUION

Schrader fue el responsable de crear la mente del protagonista de Taxi Driver, Travis Bickle. Los sentimientos de desolación, depresión y suicidio del personaje eran tales que podían percibirse como si salieran de la pantalla grande.

La practicidad de Schrader para hacer esto se repite en El Reverendo con Toller, quien escribe un diario por 365 días para conocer su vida a través de sus meditaciones.

Se nota a leguas que es un religioso con experiencia, muy cansado pero a la vez servicial y amable pues siempre pone una sonrisa arrugado a pesar de las circunstancias.

Ante esto, es muy adecuada la perspectiva que se plantea en la cinta, ya que por un momento nos lleva a sentirnos cerca de Dios y en un instante cuestionar la fe como lo hace Toller.

Los planos y la fotografía, de Alexander Dynan (Dog eat dog, 2016), enfocan generalmente el rostro del reverendo, vemos sus arrugas y su reacción a ciertas circunstancias.

Esta técnica cinematográfica también nos inmiscuye en su soledad, en la cual se dirige a una desolación por la decadencia del mundo, lo que da pie a considerar el suicidio como un alivio del continuo y sordo dolor de la vida.

Estamos hablando de un religioso que se debate entre la Biblia y la preocupación latente por el cambio climático, lo que lo lleva a denunciar la corrupción que existe por el amor al dinero de los empresarios a costa de dañar la naturaleza.

Algunos son llamados por su carácter gregario, a otros los llaman por su sufrimiento, otros son llamados por su soledad, son llamados por Dios porque a través de la comunicación pueden hacerse oír y sostener corazones latentes en sus manos. Son llamados por su vasto conocimiento de la desolación de todas las cosas que sólo pueden ser llenadas por la presencia de nuestro Salvador

- Toller

El Reverendo

La conjugación de estas percepciones y luchas internas se manifiestan en una eficaz actuación de Ethan Hawke, quien extrañamente no apareció en la categoría de los Premios Oscar de la Academia.

Además de esto, Toller también lidia con Mary, la esposa del ecologista. El reverendo está enamorado de ella y el final nos abre dos interpretaciones de este importante dato.

Al final, y en el aniversario 250 de su iglesia, Toller planea hacer volar el lugar con un chaleco suicida. Pero interrumpe el plan al ver que en la celebración se encuentra Mary.

Por ello, se quita el chaleco y se envuelve, extrañamente, sin camisa con un alambre de púas y cuando está a punto de tomar un líquido para suicidarse aparece Mary a quien besa intensamente.

Hay que destacar que cuando aparece Mary la luz aumenta considerablemente, a lo que el director de la cinta señaló que podría significar que Toller en verdad se suicidó y ese fue su cielo, el encuentro anhelado con Mary.

Aunque, hay que decir que el cineasta aclaró que dejó el final abierto como una interpretación personal, ya que el otro significado sería más literal siendo que Mary salvó a Toller de su suicidio.

LO MALO: OMISIONES Y OST

Para un filme de tal importancia, no pasa desapercibido que la banda sonora (Original Soundtrack OST) nunca resalta ni hace presencia importante en la película.

Asimismo, existen varias omisiones religiosas que restan credibilidad al argumento del largometraje. Es decir, Toller se hace muchas preguntas que para un estudioso de la Biblia se responden fácilmente.

Un ejemplo de lo anterior es la cuestión que aborda todo el largometraje y que quizás sin ella se derrumbaría todo el argumento: ¿Podrá perdonarnos Dios por todo el daño que le hemos hecho a la Tierra? La respuesta a esto se encuentra fácilmente en Salmos 86:5.

RECOMENDACIÓN 4.5 ESTRELLAS DE 5 (MUY BUENA)

Lee: CRÍTICA PARASITE; ADIÓS A GUASÓN Y HOLA A LA MEJOR PELÍCULA DE ESTE AÑO


Notas relacionadas

Sep 11, 2020
Lectura 4 min

Sep 6, 2020
Lectura 6 min

Sep 4, 2020
Lectura 5 min

Comentarios