Desde hace más de 20 años, la mancuerna entre Purina Nestlé y el Centro de Terapias Asistidas con Canes (CTAC) se ha encargado de difundir los grandes beneficios de los perros como animales de compañía, así como el apoyo en muchos de los tratamientos hospitalarios para pacientes pediátricos y adultos.

En 2010, el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) creó la primera Unidad Funcional de Intervenciones Asistidas con Perros, integrada por profesionales médicos que trabajan conjuntamente con los técnicos de experiencia avalada por el CTAC; como resultado, se descubrió que la presencia y asistencia de los peludos ofrece beneficios en áreas como la salud mental, pediatría y urgencias.

En centros como El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús (Madrid) también se están desarrollando estudios para valorar los beneficios de las intervenciones asistidas con perros de terapia en adolescentes con Trastornos de la Conducta Alimentaria

Luego de que el año pasado se creara la primera Unidad Canina en América Latina, en el Hospital del Niño DIF de Pachuca, Hidalgo, el pasado viernes se inauguró la segunda unidad en el Hospital Pediátrico de Coyoacán, Ciudad de México.

De acuerdo con Vanessa Pallares, directora del Pediátrico, su ayuda será vital en los niños, porque siempre hay un temor a ser hospitalizados, les genera estrés, así que a través de su presencia aceptarán mejor los procedimientos, además de que les permitirá estar tranquilos, en paz y recibiendo los beneficios lúdicos, ya que las unidades caninas estarán en las salas de espera junto a los niños y familiares.

“Incluso, en las terapias para los niños que tuvieron algún intento de suicidio y aquellos que sufrieron algún accidente. Que se sienta la empatía entre humano y animal para mí es algo que quería compartir, tenemos que atender de forma integral a nuestros pacientes, darles atenciones en todo el sentido; normalmente, los animales son prohibidos en hospitales, pero aquí se van a beneficiar”, indicó Pallares.

Paola Mendoza, directora de Marketing de Nestlé Purina México, detalló que ellos apoyarán económicamente esta causa, para que así, todas y todos los beneficiados tengan este servicio de manera gratuita, pues como dice el logo: “juntos, la vida es mejor”.

“Las mascotas y animales de compañía hacen cosas increíbles. Estos perros que dan terapia aportan en el bienestar de toda una sociedad. Son momentos de tensión para que el paciente viva mejor el proceso de hospitalización”, relató.

“Los perros son facilitadores para el personal médico, un recurso nuevo a explorar para conseguir objetivos de manera lúdica y amigable”
Francesc RistolDirector del CTAC

Francesc Ristol, director del Centro de Terapias Asistidas con Canes, CTAC, especificó que en cada hospital se ha valorado la metodología que mejor vaya de acuerdo con sus objetivos, necesidades e infraestructura.

La adecuada implementación del proyecto posibilita un crecimiento exitoso, sostenible y eficiente. La Unidad Canina de la Ciudad de México arrancará la primera fase, en la que se evaluarán al factor humano, qué perro se acopla a qué área y se cree un vínculo profesional en el que médicos y enfermeras trabajen conjuntamente con los técnicos de experiencia avalada del CTAC.

“Además de los protocolos dentro del hospital, nosotros vemos el bienestar de los animales. No todos los pueden tocar, sólo los niños con el consejo facultativo, porque también se evalúa si hay alergias, se descarta si existen incluso fobias a los perros, el factor cultural y religioso, todo el historial clínico conforme al estado del niño”, explica Ristol.

Desde el pasado viernes, y hasta el mes de diciembre, en total nueve perros trabajarán una vez a la semana en la clínica dentro del área de odontología y urgencias. Se rotarán entre tres o cuatro perros y tendrán un espacio para comer y descansar en el patio trasero del Hospital Pediátrico, donde se alimentarán y podrán dormir.

Posteriormente se evaluará el progreso y si más áreas del hospital necesitan de la unidad canina, por ejemplo, cuidados paliativos y cancerología.

También puedes leer: Perros ayudarían a un regreso seguro a las oficinas