¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
doPlay

SomeGoodNews

Cortometrajes para combatir el Covid-19

Hidalgo Neira

Desde Italia, llega la iniciativa My Darling Quarantine, festival de cortometrajes en línea, para apoyar a los médicos que se encuentran haciendo primer contacto con la pandemia, esta plataforma que cuenta con la curaduría de programadores de grandes festivales como Cannes, Venecia y Berlinale, está disponible de manera gratuita, hasta que termine la crisis sanitaria mundial


Abr 7, 2020

Desde Italia, llega la iniciativa My Darling Quarintine, festival de cortometrajes en línea.

En momentos de crisis, el ingenio sale victorioso, al menos eso le pasó a Enrico Vannucci, quien al estar enclaustrado obligatoriamente en Italia, reunió vía virtual a sus amigos de festivales de cine para crear una propuesta que mitigara el aburrimiento, pero a su vez ayudara a las personas en tiempos del nuevo coronavirus.

El programador de cortometrajes en el Festival Internacional de Cine de Venecia invitó a sus colegas de otras muestras como Cannes, Berlinale y Locarno, entre otras, para levantar My Darling Quarintine, fiesta de cortometrajes en línea gratuita, pero que busca recaudar ayuda de manera voluntaria para Médicos sin fronteras, organización que está auxiliando a pacientes con Covid-19 en el mundo.

“Todas las personas están trabajando gratuitamente y también los directores de los cortometrajes que hemos seleccionado. Tenemos más de 200 cortometrajes en la lista ¡hay demasiados! Esperamos no necesitar de todos ellos, porque podemos hacer una programación de unas 34 semanas”, comenta Vannucci, vía Skype, para Reporte Índigo.

La dinámica de My Darling Quarintine es la de estrenar semanalmente siete cortometrajes en su sitio web, esta muestra comenzó el 16 de marzo y continuará todo lo que tenga que durar el cierre sanitario mundial, quienes deseen donar dinero para Médicos sin fronteras pueden hacerlo en un enlace que los programadores han puesto en la plataforma.

“Es completamente gratuito, puedes ir a la página y buscar el link al festival y en esta página se pueden buscar los siete cortometrajes, solo hay que poner play, no tiene suscripción ni nada, puedes votar por tu preferido de la semana. El objetivo es recaudar 20 mil euros y hemos obtenido el 10 por ciento el efectivo”, agrega el programador de cortometrajes.

En la página de Talking Shorts (talkingshorts.com) se encuentra disponible el festival, algunos de los cortometrajes que se están rotando en la programación son en español, y todos cuentan con subtítulos al inglés, la temática general es la distopía, para reflexionar del presente moderno con covid19.

“El tema de la distopía es por lo que claramente todas las personas viven ahora y tenemos que hacer algo que pudiera conectar a la situación actual, además de programar cortometrajes que son buenos y muy diversos, puedes ver ficciones, documentales o animaciones y la temática puede ser seria o divertida”, explica.

Italia en completo encierro

Vannucci reside al norte de Italia, en Sassuolo, perteneciente a la provincia de Módena. Lleva poco más de 20 días de cuarentena, mantiene la calma con sus rutinas diarias, para lo único que ha salido de casa, es para surtirse de despensa y enseres de primera necesidad.

“La cosa es que cuando me voy a comprar las cosas, todo es muy desértico, no hay personas que caminen para nada, solamente algunos coches y nada más. No podemos salir a las calles, solo podemos hacer una pequeña caminata pero alrededor de la casa, pero no puedes alejarte más de 150 metros”, narra el programador en claro español.

Al menos en su localidad, Vannucci nota que para nada existe escasez de productos básicos, logra comprar lo esencial para poder vivir, aunque lo que eventualmente empieza a suceder, es que solamente se abastecen productos nacionales.

“Tenemos todo, a veces no tiene mucha opciones de carne, u otras cosas para buscar, pero sí hay todo, además creo que ahora los productos que puede haber en el supermercado, son totalmente italianos y antes teníamos productos de España, Grecia y otras naciones”, agrega.

Las industrias italianas, al igual que las de todo el mundo, poco a poco comienzan a detenerse, la semana pasada la mayoría de las fábricas cerraron en el país europeo, aunque continúan operando algunas que son indispensables, describe Vannucci.

“Las que son para generar comida o de primera necesidad, seguirán abiertas, en eso no tenemos problema ahora, no lo sé a largo plazo, pero ahora estamos bien. Ahora no he visto mucha diferencia en el precio de las cosas”, platica de si acaso se está abusando con el aumento de costos de productos.

Futuro incierto en la industria del cine y los cortometrajes

Para el Festival de Cine de Venecia todavía falta tiempo para su realización, ya que sucede en septiembre, por lo pronto Vannucci desconoce si él seguirá teniendo trabajo en esta muestra fílmica, y cree que actualmente la industria mundial del cine está siendo ampliamente golpeada por el covid-19.

“Es un problema creo, muy grande porque es una industria que está basada en los encuentros personales, en el networking, y también para rodar los filmes necesitas el equipo de personas, creo que muchas personas van a perder el trabajo, no será fácil a volver como todo estaba”, dice dubitativo.

Hasta nuevo aviso, el programador italiano sigue laborando desde casa, ve cortometrajes en su computadora que puedan aspirar a estar en el festival veneciano y desea que esta muestra siga adelante.

“El festival es financiado una buena parte por el Estado, creo que será financiado como siempre, pero sí estos eventos no se van a hacer, sería un problema muy grande para todos, no solo Venecia, también para Locarno, Cannes o Toronto”, puntualiza.

También puedes leer: Cine nacional en crisis por Covid-19


Notas relacionadas

Abr 7, 2020
Lectura 3 min

Comentarios