¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Museos

Conviértete en detective de aves en el confinamiento

Luz Rangel

El Museo Universitario del Chopo lanzó una convocatoria para que la gente comparta fotografías o videos del avistamiento de especies aviares durante el confinamiento. A través de redes sociales, el recinto les responderá con información científica que también se encuentra en guías infantiles


Jun 18, 2020
Lectura 5 min
portada post

La primavera es la estación del año en la que ocurre la reproducción de la mayoría de las aves. Esta vez coincidió con el confinamiento de los habitantes de la Ciudad de México, cuyo encierro redujo el ritmo citadino y aumentó la presencia de este tipo de fauna: cantos matutinos, vuelos en parvada y nidos cada vez más cerca.

Si la gente ha percibido alguna de las más de 300 especies en el Valle de México puede convertirse en un detective de aves. No tiene que salir de casa, se trata de una convocatoria digital del Museo Universitario del Chopo en Facebook e Instagram y de una guía semanal descargable para el público infantil.

El mejor momento para contemplar aves es tres horas después del amanecer y tres horas antes del anochecer. Así que cuando las personas las vean o las escuchen desde su ventana, balcón o jardín, sólo tienen que tomar una fotografía o video con audio y compartirla en redes sociales con datos como localidad, fecha y hora usando los hashtags #AvistamientoChopo y #JaulaAbierta.

Entonces, el recinto responderá con una cápsula informativa realizada por Arturo Olvera-Vital, quien estudió la carrera de Biología y la maestría en Ciencias Biológicas en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y desde hace cinco años imparte la materia de Ornitología en dicha institución.

+300 especies de aves endémicas hay en la Ciudad de México

“Si bien no podemos invitar a las personas en este momento a que nos visiten en el museo, sí podemos pedirles que se tomen el tiempo de contemplar aves, específicamente a los niños que, ahorita con el confinamiento, son quizá los que están sufriendo más porque son los que han salido menos”, menciona Abril Castro, del programa de Artes Visuales, en entrevista con Reporte Índigo.

Castro explica que esta convocatoria estará abierta hasta la reapertura del museo, así como las guías didácticas estarán disponibles en www.chopo.unam.mx.

“Las diseñamos con el apoyo de Israel García Corona, quien es nuestro jefe de Registro y Conservación y del biólogo Arturo Olvera-Vital. Son tres guías que se están publicando semanalmente donde se les dan pistas a los niños para que puedan observar a las aves y conservar su hábitat, reconocer a qué especie pertenecen, dibujarlas y colorearlas”, expresa.

Jaula abierta para la contemplación de aves

El lugar de las aves es la naturaleza, no una jaula. El artista mexicano Jerónimo Hagerman estaba convencido de esto, de ahí el nombre de su pieza en el jardín trasero del Museo Universitario del Chopo.

Vuelo a la jaula abierta es una escultura habitable y de gran escala que se deriva del proyecto Aeródromo del año 2018. En el recinto fue inaugurada en enero de 2020 y el público la pudo disfrutar durante tres meses, aproximadamente, hasta el cierre por el COVID-19.

“Hagerman ha estado trabajando frecuentemente con el jardín, con el exterior, con la naturaleza. Está muy preocupado por estos temas, por el poco tiempo que como seres humanos dedicamos a la contemplación. Entonces, dada la característica de su obra, era muy adecuado invitarle a hacer un proyecto específico para el museo”, cuenta Abril Castro.

La escultura tiene bebederos circulares y semilleros para pájaros. Entre los referentes de Hagerman están los gazebos del siglo XIX utilizados para descanso, refugio y contemplación del paisaje; los aviarios antiguos o jaulas para aves en las ciudades y los juegos infantiles de parques y jardines.

“Esta pieza de Jerónimo está inspirada en su trabajo reciente, quizá de los últimos 10 años, donde ha explorado las formas de los juegos infantiles mexicanos que se produjeron alrededor de las décadas de los setenta y de los ochenta, esos de metal que aún existen en algunos parques. Jerónimo hace esta intervención escultórica que justo asemeja a una jaula pero que no atrapa nada, está hecha para sentarse, para contemplar, para escuchar a las aves del entorno”, detalla Castro.

30 aves migran a la capital en primavera y otoño

La coordinadora de Artes Visuales revela que se trata de un proyecto en el exterior de larga duración, pues la idea es que se exhiba durante todo el año.

“Sí nos afecta la pandemia, pero esperamos tener posibilidades de dejarla justo el tiempo suficiente para que la comunidad la pueda hacer propia porque parte importante es eso, que la pueda visitar”, afirma.

Abril Castro refiere que en la Ciudad de México existen más de 300 especies endémicas y alrededor de una treintena de ejemplares aviares que llegan por la migración. La colonia Santa María la Ribera, en donde se ubica el museo, es atractiva para los pájaros, por lo que despertó el interés del artista mexicano.

“En este caso de Jerónimo Hagerman, surgió un diálogo con el artista. Entonces, el museo se rige con un consejo curatorial y digamos que se hace la presentación del proyecto y, si el equipo del museo está de acuerdo, se procede entonces a pedir una propuesta más desarrollada”, narra.

También puedes leer: Celebrará CONABIO a la naturaleza mexicana


Notas relacionadas

Jun 12, 2020
Lectura 6 min

Museos

El confinamiento a través de los objetos

Luz Rangel


Jun 12, 2020 Lectura 6 min

Mar 26, 2020
Lectura 5 min

doPlay

Ago 2, 2019

doPlay

Jul 19, 2019

Comentarios