La pandemia por COVID-19 continúa y, como es sabido, las personas que viven con diabetes son uno de los sectores más vulnerables de presentar complicaciones severas. Del total de casos confirmados en México, el 13.76 por ciento padecían de esta enfermedad crónica, de acuerdo con datos del Gobierno federal.

Por ello, educadoras en diabetes continúan impulsando el control de los niveles glucémicos en la sangre, ya que además, tener la diabetes bajo control permite al paciente disfrutar y mantener una excelente calidad de vida.

“No debemos bajar la guardia este año que inicia. Para las personas que viven con diabetes es todo un reto mantener sus niveles de glucosa bajo control, sobre todo por todas las festividades que acaban de pasar y las que aún continúan”, señala Marisol Olarra, educadora en diabetes de BD Ultra Fine.

La experta opina que es primordial seguir con la vigilancia de los tres pilares del cuidado de la diabetes: alimentación balanceada, actividad física y tratamiento farmacológico.

“Nunca es tarde para comenzar acciones que nos empoderen de nuestra diabetes, si el diagnóstico es oportuno y se impulsa la insulinización temprana, mejor será el pronóstico del paciente”, dice.

Olarra recomienda que las personas que padezcan esta enfermedad lleven su tratamiento siempre de la mano de su médico tratante y de un equipo integral de profesionales de la salud y aquellas que no han sido diagnosticadas les pide acudir con regularidad a checarse.

“Es importante considerar que se estima que por cada persona diagnosticada, hay otra que lo padece y no lo sabe. Además, la Federación Internacional de Diabetes señala que cada 8 segundos fallece una persona por complicaciones de diabetes”, comenta.

“Si el paciente ya se está aplicando insulina, la cual es el tratamiento óptimo para el cuidado de la diabetes, se recomienda se utilicen herramientas que permitan depositarla en el tejido subcutáneo, apenas por debajo de la piel, que es donde actúa con mayor eficacia. Para conseguirlo, se debe utilizar agujas ultra finas y cortas, de 6mm en jeringa convencional y de 4mm en dispositivos tipo pluma”, recomienda.

Marisol asegura que no es suficiente desear la salud, sino realmente tomar acciones. “Es maravilloso empezar el año con la motivación de mejorar la salud, pero lo es más sostener ese propósito todo el tiempo para poder disfrutar de una excelente calidad de vida”, considera.

También puedes leer: Disfruta de las fiestas con precaución en la diabetes