Tedros Adhanom Ghebreyesus, jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró que debido al incremento de las hospitalizaciones por COVID-19 surgirá otra variante más mortal y transmisible que ómicron.

De acuerdo con el funcionario, la variante ómicron que infecta a las personas a un ritmo que el mundo no había visto desde el inicio de la pandemia sigue siendo un virus peligroso.

“Aunque ómicron causa síntomas menos graves que delta, sigue siendo un virus peligroso especialmente para quienes no están vacunados”, expresó durante una conferencia de prensa.

En ese sentido replicó que el riesgo de que surja otra variante más peligrosa aumenta por las hospitalizaciones, por lo que es fundamental prevenir más contagios a través de las vacunas.

Más transmisión quiere decir más hospitalizaciones, más decesos, más personas que no pueden ir a trabajar, incluyendo profesores y personal sanitario, y más riesgo de que surja otra variante más transmisible y más mortal que ómicron”, añadió.

Por esa razón es que el jefe de la OMS precisó que no es el momento de abandonar ni de bajar la guardia, ya que el nivel de transmisión de ómicron puede reemplazar a las variantes más peligrosas y transformar la pandemia en una enfermedad endémica.

Cabe recordar que el número de nuevos contagios de coronavirus en la última semana subió en torno a un 55 por ciento aunque el número de muertes se mantuvo estable.

En el informe semanal de la OMS, la agencia de salud de Naciones Unidas documentó unos 15 millones de nuevos casos de COVID-19 la semana pasada y más de 43 mil muertes.

Todas las regiones del mundo reportaron un aumento en los casos de COVID-19 salvo África, donde las autoridades registraron un descenso del 11 por ciento.

La OMS indicó la semana pasada que se había alcanzado un récord de 9,5 millones de nuevos contagios en una semana, lo que describió como un “tsunami” de la enfermedad.

Puedes leer: ¿Variante ómicron convertirá a la COVID-19 en una enfermedad endémica? Esto dicen expertos