Una pizca de suerte lo trajo a México. Se enamoró de nuestro país y nunca volvió a su natal Francia. Atrevido y apasionado, Vincent Speranza encontró aquí su misión: cambiar a México a través del emprendimiento.

El potencial que encontró en México y sus ganas de dejar un legado le abrieron las puertas para participar en Endeavor, organización que impulsa el emprendimiento de alto impacto, brinda redes de apoyo y promueve la transformación de ecosistemas.

En 2016, después de 10 años, Vincent se convirtió en director general de Endeavor. Se encontró con una organización que parecía perder el rumbo y decidió tomar decisiones drásticas para cambiar las reglas y reinventar la manera de hacer las cosas. Enfrentó su miedo a equivocarse y hoy puede decir satisfecho que Endeavor ha sido parte del surgimiento de nuevos unicornios.

Hoy, su nueva misión es llevar el emprendimiento a cada rincón del país, democratizar el acceso a recursos financieros y herramientas para que no sólo sectores privilegiados puedan emprender. Él tiene claro que ayudar al surgimiento de más héroes emprendedores será fundamental para cambiar a México.