150
millones de dólares invertirá Xinxing Ductile Iron Pipes en el fondo Sino-Mex Energy
El Banco Industrial y Comercial de China es el más grande del mundo y ya puede realizar sus operaciones en México
“Estos comentarios suelen venir de personas con poco o ningún conocimiento de China, ni de su economía, ni de su tejido empresarial. O de gente que ha tenido una mala experiencia con algún producto fabricado en ese país”
David RuizConsultor en ZEinter
El consumidor es el único responsable de verificar que el producto que adquiere cuente con la calidad que él espera

Mientras que Estados Unidos se está distanciando… ¡China viene a México! Y lo hace precisamente en el ramo que tiene Donald Trump en la mira: el sector automotriz —y otros más—, pues según Forbes algunas empresas del gigante asiático han comenzado de manera silenciosa y alejada de los reflectores a capitalizar a 900 firmas mexicanas dedicadas al comercio, manufactura, servicios e industria.

Pero seguramente has oído alguna vez afirmaciones del tipo: “en China solamente se fabrica basura” o “todos los productos de China son de mala calidad”. Lo dice mucha gente. Se menciona en numerosos sitios en Internet. Y es que el mito del “producto basura chino” está bastante extendido. Sin embargo, afirmar que “todo” lo que se fabrica en China es de mala calidad sería como pensar que todos los estereotipos sobre los mexicanos, como que vestimos de zarape, huarache y sombrero gigante, son verdad. “En China, como en el mundo entero, hay productos de mala calidad, y buena”, sostiene The Economist.

“Estos comentarios suelen provenir de personas con poco o ningún conocimiento de China, ni de su economía, ni de su tejido empresarial. O de gente que ha tenido una mala experiencia con algún producto fabricado en ese país”, explica David Ruiz, uno de los fundadores de la consultoría ZEinter, especialista en negocios chinos.

También afirma que los consumidores somos los únicos responsables de adquirir un producto bueno o malo, pues si tratamos de comprar algo a muy bajo costo es necesario investigar a fondo los materiales con los que está hecho para saber si cumplirá o no con nuestras expectativas, ya que no compraríamos algo de calidad pobre, y en caso de que sí, pues no valdría la pena quejarse. “Y esto de buscar lo barato, sin conocer el mercado, sí sale caro”, puntualiza Ruiz.

No todo es malo

Que las compañías chinas vean en México un mercado fértil para invertir en él, no es nada malo, detalla Forbes México, pues de acuerdo con este medio nuestro país ha basado su comercio, en su mayoría, con el mercado estadounidense, lo que en estos tiempos tiene en jaque a la economía nacional, por lo que abrirnos a otros mercados es lo más saludable.

En este sentido, la empresa Anhui Jianghuai Automobile (JAC Motors), junto a la mexicana Giant Motors —propiedad en un 50 por ciento del millonario Carlos Slim—, invertirá más de cuatro mil 400 millones de pesos en una planta en Hidalgo.

Además, y sin mucho ruido, el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), que es el banco más grande de China y el mundo, fue avalado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) desde noviembre pasado para operar como institución de banca múltiple en el país. Y es la compañía pública más grande del orbe en la lista Forbes de las dos mil empresas globales.

Entre otros consorcios ávidos de pisar suelo azteca se hallan China Railway Construction Corporation (CRCC) que deseaba construir y operar un tren rápido con un valor de tres mil 750 millones de dólares (mdd) en el país. Y aunque el proyecto no llegó a buen término el año pasado, según detalla el medio, aún está en pláticas. Además, el gigante asiático también está interesado en los sectores energético y financiero mexicano.

Sinohydro Group, la constructora de represas hidroeléctricas más grande del mundo. Ocupa el lugar 802 del listado de Forbes. El 11 de diciembre presentó su propuesta para construir la hidroeléctrica Chicoasén II, en Chiapas, obra con capacidad de 240 Mega watts (MW) para abastecer de electricidad al sureste del país, con una inversión de 406 mdd.

Xinxing Ductile Iron Pipes, fabricante de tubería de acero para transportación de agua y gas, también ha levantado la mano, y Honghua Group, el mayor fabricante y proveedor de equipos de perforación para pozos de exploración en el mundo anunció que invertirá 150 mdd en el fondo Sino-Mex Energy.

Por algo es gigante

China ha crecido no sólo en población. Es la nación más habitada del mundo, con 1,373 millones 313 mil 800 personas. El gigante asiático es “gigante” por cosas que se caracterizan por “ser las más grandes del mundo”, entre ellas:

>> Posee el radiotelescopio más grande del planeta (500 metros de diámetro), con el espera lliderar al sector mundial por los próximos 10 a 20 años.

>> Tiene la presa de agua con mayor capacidad del planeta. Sólo la construcción de Tres Gargantas costó más de 21 mil mdd y obligó a más de un millón de personas a desplazarse.

>> El “pequeño” puerto de Shanghai. Fue construido casi en su totalidad sobre el mar, en el tiene lugar el mayor tráfico de contenedores del mundo.

>> El casino más enorme del orbe. The Venetian cuenta con una superficie de 975 mil 481 metros cuadrados, de ellos 500 mil se utilizan para los juegos.

>> El puente más largo de la Tierra. Con más de 160 kilómetros de longitud sobre el agua. Y posee también los más altos, sobre el río Sidu se eleva uno a 496 metros de altura.

>> La línea de metro más larga de todas en la historia. 60 kiló- metros de longitud recorren las vías ubicadas en Guangzhou, al sur del país.

>> Y van por su mega aeropuerto. Para 2019, se espera que el Beijing Daxing, que ocupará 2 mil 600 hectáreas de terreno, entre en operaciones.