¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

MÚSICA

Cirque du Soleil cautiva a la CDMX con ‘Cuando pase el temblor’ de Soda Stereo

Indigo Staff

Con la ya conocida frase de Cerati: “Gracias, totales”, la compañía se despidió del público, no sin antes ondear la Bandera de México a manera de agradecimiento.


Dic 2, 2017
Lectura 5 min
portada post

Toda la euforia de un concierto de rock de Soda Stereo mezclada con la belleza acrobática de la compañía Cirque du Soleil hacen posible “Sep7imo día”, espectáculo dedicado a la banda argentina que cimbró ha cimbrado a la Ciudad de México en estos últimos días.

Más de 32 artistas en escena y 20 actos conforman el “show” que ofrecerá funciones interactivas a partir de este martes y hasta el 23 de diciembre en el llamado “Domo de Cobre”.

El misticismo y la magia comenzaron desde el momento en el que se apagaron por completo las luces, las cuales sólo se encendieron para seguirle los pasos a Charly Alberti y Zeta Bosio, integrantes de Soda Stereo, quienes se acercaron a los fans antes de tomar sus lugares.

Una voz en “off” relató parte de la historia de la agrupación, de la que fuera pieza importante Gustavo Cerati, quien falleció en 2014 tras haber permanecido en coma cuatro años, y explicó al público que ahora forma parte de un triángulo al que sólo podían entrar Cerati, Alberti y Bosio.

Un semicírculo en medio del Palacio de los Deportes, acompañado de “hongos” grises a los costados, se impuso ante la presencia de seis mil personas reunidas, parte de ellas rodeando el escenario de pie.

Este semicírculo es el planeta Soda Stereo, en donde se desarrollan todas las historias y que es dominada por un astronauta que deja un banderín en honor a la música y a la agrupación.

En una jaula se ve a un joven, quien sin entender qué pasa, ve cómo sobre su cabeza descienden unos audífonos y sólo con éstos puestos se eleva unos metros del nivel del piso y así da comienzo el “show”.

Tras grandes ruedas, en las cuales se proyectan imágenes de la agrupación, aparecen entre la gente que está a nivel de la pista, y con “Séptimo día” de fondo las acrobacias empiezan a asombrar al público.

“Cae el sol/planta” fueron los siguientes actos de la noche y entre los asistentes se hizo presente una flor que al abrirse dejó ver a una acróbata que se mueve de un lado a otro hipnotizando con sus movimientos.

Payasos con trajes fosforescentes, acrobacias hechas con revólveres de metal y la maestría para saltar la cuerda o dominar el yoyo chino fueron algunos de los actos que se disfrutaron.

En la velada también se escucharon los temas “Picnic en el 4to B/Te hacen falta vitaminas/ Mi novia tiene un bíceps”, “Un misil en mi placard” y “Ella usó mi cabeza como un revólver/un misil”.

Al término, una cortina descendió para cubrir el escenario y proyectar una noche estrellada, con la cual comenzó a oírse “Crema de estrellas.

A éste siguió “Cuando pase el temblor” acompañado de imágenes de Cerati, y al finalizar la leyenda “Fuerza México”, y con lo que la compañía muestra su solidaridad con este país que padece los estragos por los sismos registrados en septiembre pasado.

El turno de la mexicana Sandra Tabasco llegó con “Luna roja” y amarrada con un arnés en la cabeza ejecutó uno de los actos más bonitos de la noche.

A medida que avanzaba el espectáculo, también se iba cambiando el escenario, por ejemplo en “Sobredosis de TV” se adaptó todo para jugar con las cámaras, lo mismo que en “Un millón de años luz”, en el que se desarrolló una historia dibujada en el momento con arena.

En “Signos” un enorme rin de bicicleta paseó entre las personas y dentro de él había dos acróbatas haciendo malabares apoyados únicamente con la fuerza de uno del otro; en “Hombre al agua” se montó un pequeño estanque con dos mujeres y dos hombres, quienes danzaron en el agua.

En el espectáculo tampoco pudo faltar “En la ciudad de la furia”. En un momento nostálgico, la compañía se acomodó entre la gente y la invitó, con guitarra en mano, a entonar a capela “Té para tres”.

“Primavera 0” y “Sueles dejarme solo” marcaban casi el final del “show”, el cual culminó con “De música ligera” y con toda la compañía haciendo malabares y brincando.

Con la ya conocida frase de Cerati: “Gracias, totales”, la compañía se despidió del público, no sin antes ondear la Bandera de México a manera de agradecimiento.


Notas relacionadas

Dic 12, 2017
Lectura 5 min

MÚSICA

La realidad visible

Hidalgo Neira


Dic 12, 2017 Lectura 5 min

Dic 5, 2017
Lectura 2 min

Nov 29, 2017
Lectura 4 min

MÚSICA

Color y diversidad

Hidalgo Neira


Nov 29, 2017 Lectura 4 min

Nov 22, 2017
Lectura 2 min

MÚSICA

Generador de hits

María Alesandra Pámanes


Nov 22, 2017 Lectura 2 min

Comentarios