¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa

Científicos de Cambridge están construyendo un nuevo centro de investigación para desarrollar formas radicales de “salvar la Tierra”

Indigo Staff

El plan radical para “re-congelar” el Ártico: Esta nueva instalación investigará formas de “salvar la Tierra” al extraer CO2 del aire y reflejar la luz solar al espacio mientras los científicos se apresuran a “resolver el problema climático”.


May 15, 2019
Lectura 5 min

Los expertos temen que los esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sean insuficientes y es por eso que el Centro para la Reparación Climática con sede en Cambridge explorará otros enfoques.

Los esquemas de geoingeniería apuntan a revertir o contrarrestar los cambios del clima de la Tierra.

Las ideas incluyen fertilizar el océano para que el plancton absorba más dióxido de carbono. Otras ideas se basan en rociar sal en las nubes para hacerlas más reflexivas.

Te invitamos a que después de leer las revolucionarias propuestas para resolver el problema climático, leas nuestro artículo sobre todos los bonos de tragamonedas que existen online.

Es por eso que la Universidad de Cambridge está lanzando un nuevo laboratorio de investigación para explorar formas radicales de arreglar el clima de la Tierra.

El Centro para la Reparación del Clima se está estableciendo en respuesta a las preocupaciones de que los esfuerzos actuales para enfrentar el cambio climático mediante la reducción de las emisiones no serán suficientes para detener o revertir los daños al medio ambiente.

Volver a congelar las regiones polares de la Tierra y eliminar el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, son algunas de las ideas audaces para la investigación.

Conocidas como geoingeniería, tales técnicas teóricas podrían convertirse en una realidad si los científicos logran encontrar una manera de implementarlas. El proyecto está siendo coordinado por Sir David King, ex asesor científico en jefe del gobierno, quien dijo que el tiempo “ya no está de nuestro lado”.

“Lo que continuemos haciendo, lo que hagamos que sea nuevo y lo que planeamos hacer en los próximos 10 a 12 años determinará el futuro de la humanidad para los próximos 10,000 años”, dijo.

Haciendo realidad las teorías radicales

Una de las ideas consideradas por los científicos es rociar agua salada en la atmósfera para “blanquear” las nubes en la región ártica con el fin de reflejar el calor en el espacio.

Otra propuesta es “volver a ecologizar” las áreas del planeta con vegetación, en el mar y en la tierra, para eliminar el dióxido de carbono del aire.

En octubre, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) advirtió que la sociedad necesitaría cambios en una escala sin precedentes para evitar que las temperaturas globales aumenten más de 1.5 ° C por encima de los niveles preindustriales.

El panel dijo que los países necesitan reducir las emisiones de carbono en un 45 por ciento para el año 2030 y llegar a cero en el año 2050, con fuertes recortes en otros gases de efecto invernadero como el metano.

El IPCC dijo que también se necesitarán métodos para eliminar el exceso de carbono de la atmósfera, conocido como captura de carbono.

Una encuesta realizada por YouGov, descubrió que la mayoría de los británicos estarían encantados de reducir su consumo de recursos para frenar o detener los efectos negativos del cambio climático.  Uno de cada tres prefirió un enfoque que se basa en soluciones tecnológicas para contrarrestar el cambio climático.

Cuando esté completo, el centro par reparación climática de Cambridge será el primero de su tipo en el mundo en centrarse exclusivamente en reducir las emisiones de carbono y probar los conceptos de geoingeniería radicales que podrían usarse para intentar revertir los cambios en el clima.

El profesor Wadhamns, uno de los científicos que colaborará con el Centro dice:

“Podemos bajar el nivel de contaminación por debajo de lo que es ahora y, de hecho, enfriar el clima y devolverlo a lo que era antes del calentamiento global”

Uno de los conceptos que el centro podría explorar se llama captura y utilización de carbono, que está siendo desarrollado por el químico Peter Styring de la Universidad de Sheffield.

Los científicos han propuesto todo tipo de soluciones para combatir el cambio climático, incluidas varias estrategias de geoingeniería controvertidas.

 

Entre las muchas propuestas están:

 

Forestación: esta técnica regaría los desiertos, como los de Australia y el norte de África, para plantar millones de árboles que podrían absorber el dióxido de carbono.

Enfriamiento artificial en el océano: los ingenieros usarían tuberías largas para bombear agua fría y rica en nutrientes hacia arriba para enfriar las aguas de la superficie del océano.

Alcalinización de los océanos: implica la acumulación de cal en el océano para aumentar químicamente la absorción de dióxido de carbono.

Fertilización con hierro oceánico: el método consiste en verter hierro en los océanos para mejorar el crecimiento de los organismos fotosintéticos que pueden absorber el dióxido de carbono.

Gestión de la radiación solar: esto reduciría la cantidad de luz solar que recibe la Tierra al disparar aerosoles a base de sulfato reflectante a la atmósfera.

Comentarios