¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Salud

Científicos británicos encuentran primer fármaco que salva vidas de pacientes con COVID-19

Indigo Staff

El uso de la dexametasona en pacientes con COVID-19 que necesitaron ayuda respiratoria redujo las muertes un tercio, revela estudio de la Universidad de Oxford


Jun 16, 2020
Lectura 3 min
portada post

Un estudio de la Universidad de Oxford prueba la eficacia que ha tenido el uso de la dexametasona en el tratamiento de pacientes con COVID-19.

Se trata de un fármaco antiinflamatorio de bajo costo, común y ampliamente utilizado en todo el mundo.

La dexametasona es uno de los primeros tratamientos que muestran avances significativos para lograr la supervivencia de pacientes con COVID-19, cuyos casos se agravaron hasta el punto de necesitar ayuda respiratoria.

El estudio reveló que las muertes entre pacientes que necesitaron asistencia respiratoria bajaron sustancialmente cuando recibieron el tratamiento dexemetasona.

“La dexametasona redujo las muertes en un tercio en pacientes ventilados y en una quinta parte en otros pacientes que recibieron oxígeno solamente. No hubo beneficio entre aquellos pacientes que no requirieron asistencia respiratoria”, indicó la Universidad en su sitio web.

Estos resultados fueron comparados con la misma cantidad de pacientes, en la misma situación, que no recibieron este medicamento y los sometieron a procedimientos estándar.

Desde hace algunas décadas, la dexametasona, un medicamento esteroide, ha estado disponible en su modalidad genérica, lo que lo ha hecho más económico y accesible para la población en general.

Este fármaco se emplea en el tratamiento de diversas enfermedades como asma, reumatismo, alergias y las náuseas de pacientes con cáncer que toman quimioterapia.

Los hallazgos respecto a este medicamento forman parte de un estudio mucho más amplio titulado RECOVERY (Randomised Evaluation of COVid-19 thERapY), que compara los tratamientos potenciales que han surgido para tratar esta enfermedad.

La dexametasona es el primer fármaco que se ha demostrado que mejora la supervivencia en COVID-19. Este es un resultado extremadamente bienvenido. El beneficio de supervivencia es claro y grande en aquellos pacientes que están lo suficientemente enfermos como para requerir tratamiento con oxígeno, por lo que la dexametasona ahora debería convertirse en el estándar de atención en estos pacientes. La dexametasona es económica, está disponible en el estante y se puede usar de inmediato para salvar vidas en todo el mundo.

- Peter Horby

Profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Población de Nuffield, Universidad de Oxford

Los antiinflamatorios forman parte importante de esta investigación, pues se busca a ayudar a los pacientes que son víctimas de una respuesta exagerada del sistema inmune llamada “tormenta de citoquinas”.

Lee: Qué es la mortal “tormenta de citoquinas” que provoca el COVID-19

Científicos y médicos de todo el mundo prueban con diversos tratamientos para elevar la tasa de sobrevivientes infectados con el coronavirus SARS-CoV-2.

Por ejemplo, la empresa rusa Gilead prueba con un nuevo compuesto de remdesivir, un antiviral que hasta el momento ha demostrado su capacidad para acortar el tiempo de recuperación de los pacientes con COVID-19.

Sin embargo, el fármaco que más ha causado polémica es la hidroxicloroquina, pues muchos países la han suspendido por generar más daños que beneficios; aunque las pruebas han sido suspendidas y reactivadas en diversas ocasiones.

Te sugerimos: Rusia lanzará antiviral para combatir COVID-19


Notas relacionadas

Oct 24, 2020
Lectura 2 min

Oct 24, 2020
Lectura 2 min

Oct 24, 2020
Lectura 2 min

Oct 24, 2020
Lectura 3 min

Comentarios