En 2009, Chris Brown acaparó los titulares alrededor del mundo por tremenda golpiza que le recetó a su entonces novia Rihanna. Pero este fin de semana se les vio de nuevo juntos y otra vez se encendió la hoguera pública.

Después de que supuestamente pasaran el Día de Acción de Gracias juntos en Berlín, Rihanna subió a Instagram una foto que mostraba al rapero de espaldas –sin camisa– sobre una cama sin tender con sábanas de Bart Simpson.

La imagen causó revuelo pero fue solo el inicio de toda la historia que incluye una acalorada discusión con la escritora de comedia Jenny Johnson vía Twitter, que terminó con la desactivación de la cuenta del cantante.

La pelea comenzó cuando Brown “tuiteó” que se veía demasiado viejo para tener 23 años, a lo que Johnson contestó “¡Ya sé! Ser un pedazo de m%&# sin valor puede hacer envejecer mucho a una persona”.

De ahí en adelante el asunto empezó a subir de tono, los comentarios se volvieron más escatológicos y el cantante no bajó a Johnson de “chica fácil”.

Los usuarios comenzaron a atacar a Brown desde 2009 por el episodio con RiRi; Jenny Johnson fue amenazada de muerte por los fervientes fans del cantante, por lo que él decidió desactivar su cuenta.

Esta no es la primera vez que Brown desactiva su cuenta, ni es el único famoso que lo ha hecho, hace unos meses el cantante mexicano Aleks Syntek decidió salirse de la red social después de ser atacado por el público, pero él lo volcó en una canción y ahora está de vuelta en Twitter, esperemos que el rapero haga algo similar y no se desquite con RiRi.

Rihanna tiene una base de fans leales a los que no les gusta verla lastimada, por lo que aún no le perdonan a su ex novio lo que le hizo, pero como el mismo cantante “tuiteó” en medio de la pelea con la comediante: “Pregúntale a Rihanna si ella está enojada”. Al parecer no, pues por sus fotos y su fin de semana juntos podrían retomar su relación.