Existe un común denominador para todo aquel que disfruta de una noche de fiesta, bebidas y rock and roll: la cruda.

Los síntomas de la resaca no se pueden prevenir si se toman aspirinas antes de salir el sábado por la noche, tampoco se cura comiendo plátano al día siguiente.

Este malestar puede presentarse al tomar casi cualquier bebida alcohólica (vino, whisky, vodka), o al menos eso se pensaba antes de que científicos del Griffith University’s Health Institute, en Australia, elaboraran una cerveza que no causa resaca.

Esta nueva bebida contiene electrolitos –como las bebidas isotónicas– que hidratan a la persona desde que agarra la fiesta.

De hecho, es un tercio más hidratante que una cerveza común, según reportó la revista TIME.

En el experimento, los investigadores australianos redujeron la cantidad de alcohol de 4.8 a 2.3 por ciento.

Es algo así como el “Gatorade” de las cervezas. Los expertos aseguran que el sabor no se ve afectado con este proceso de preparación y que al eliminar las cualidades deshidratantes, no hay lugar para la cruda.

Según las conclusiones de esta investigación, la cerveza light resultó ser aún más hidratante que la tradicional después de que se le agregaran los electrolitos.

Ben Desbrow, autor del estudio, dijo que la mejor manera de evitar los síntomas de la resaca es no tomar en exceso, ni con frecuencia. 

Pero “si vas a vivir en el mundo real, puedes pasarte la vida diciéndole a las personas lo que no deben hacer o puedes buscar maneras de reducir el peligro de estas actividades sociales”. 

La cerveza que no causa cruda es una de esas maneras de prevención.