La convención capitalina de cómics La Mole se convierte en la más longeva del país.

Cuando el furor del cómic tomó auge en la última década del siglo XX, con la aparición de La Muerte de Superman, la creación de Spawn, la saga de Batman titulada La caída del murcíélago, más la llegada del anime y el manga japonés, como Los Caballeros del Zodiaco y Dragon Ball, era claro que existía un público latente para toda esta parafernalia de entretenimiento.

Luis Gantús y Martín Arceo fueron los pioneros en hacer una primera convención de cómics en México en 1994, con la Conque, evento que todavía antes de la pandemia sobrevivía en Querétaro, donde trajeron a Tom Holland y Jake Gyllenhaal para presentar Spider-Man: Lejos de casa (2019)

La extinta Editorial Vid también logró hacer un evento masivo para fanáticos de esta industria, la MECyF (Modelismo Estático, Ciencia Ficción y Fantasía) en 1995, una convención que destacó inmediatamente por ser un esfuerzo internacional y traer a figuras como Todd McFarlane (creador de Spawn) y el escritor Dan Jurgens, quien ideó el arco de La muerte de Superman, solo por mencionar algunos.

A la par, el arquitecto Ignacio Septién, en 1996, ideó su propia versión para congregar a los artistas del cómic. Siendo un férreo seguidor de Los 4 fantásticos decidió bautizar su encuentro como La Mole, en tributo a uno de los personajes del cuarteto de Marvel; en ese entonces el acceso costaba 10 pesos y se realizó en el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera.

Al día de hoy, esta es la convención más longeva que permanece en México y llega a su edición 25, siendo la única que, evidentemente, sobrevivió la crisis sanitaria de COVID19.

“Un evento de este tipo en México es difícil que llegue a los 25 años, son pocos y la mayoría que quedan desde hace tanto tiempo no han llegado a los mismos niveles, los que llegan a cumplir 15 o 20 años, han sido con algunos descansos. La Mole ha sido bastante tenaz y eso es lo que nos mantiene aquí”, comenta Jorge Hermosillo, quien es parte de los voceros de esta convención.

Cuando apenas iniciaba el cerco sanitario en 2020, La Mole logró sacar su edición el fin de semana del 13 al 15 de marzo, con 40 mil asistentes; ahora, a dos años de distancia, espera subir la cifra a 45 mil, pese a que la pandemia sigue en curso, porque en 2021 no lograron hacer una convención en forma y tuvieron pérdidas económicas.

“Fue un embate difícil, las cifras de las pérdidas no te las puedo revelar, pero sí hubo un momento en el que todo se veía dificilísimo, además no sólo es una vista de negocios, le tenemos un amor a la cultura pop que nos hizo no rendirnos, hubo cancelaciones de talentos y nos vimos en una situación en la que todo se detuvo”, agrega Hermosillo.

A 25 años de distancia, ahora los boletos de La Mole se cotizan en 480 pesos por persona, aunque hay promociones para dos accesos por día, que inician desde los 600 pesos, más cargos de servicio en la plataforma de Boletia; los días a realizarse serán del 25 al 27 de marzo en el World Trade Center.

La evolución del público de La Mole

Desde que comenzó La Mole, los asistentes han ido cambiando, ahora los jóvenes buscan más los coleccionables de Funko, el conocer a su influencer favorito o actor de doblaje, cuando antes, lo que imperaba era el intercambio, la firma de autógrafos o el saludar a su dibujante favorito, por ello los organizadores de la convención siguen adaptándose para todo tipo de fanáticos que vayan al evento.

“Estamos ahí porque nos une la ñoñez, hay un poquito para todos y qué mejor que compartir con tu hermano, tu sobrino, tu hijo de 8 años, lo que a ti te apasionaba cuando tenías su edad y que tengan ellos chance de encontrarse a su youtuber favorito”, describe el vocero.

Hermosillo destaca que además de los expositores tradicionales, los artistas o celebridades tendrán sus “callejones”, que son espacios para interactuar y conocer a ilustradores, actores de doblaje, influencers y hasta personajes de la lucha libre, además de tener foros y conferencias donde podrán interactuar con todos ellos.

“Hemos ido evolucionando en cuanto a contenido, nos referimos a nosotros como evento de entretenimiento, cultura pop, cómics, ciencia ficción, etcétera, y nos enfocamos también en integrar cosplayers, youtubers y todas estas nuevas personalidades, que de repente sí hay eventos específicos de esto, pero no creo que haya ninguno que le brinde tanto a todos los fanáticos”, puntualiza.

También puedes leer: ¿Fanáticos prefieren a los superhéroes originales de los cómics?