Jorge Wilmot llegó a Tonalá, Jalisco, hace más de 50 años a revolucionar la alfarería y el diseño con la cerámica de alta temperatura. Con su habilidad y espíritu logró una simbiosis entre destrezas milenarias con técnicas y materiales contemporáneos.

El trabajo de este artista es homenajeado a través de la muestra representativa Jorge Wilmot. Legado que trasciende, que fue inaugurada ayer en el edificio sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

“El trabajo de Wilmot lo describo como un parteaguas en la historia del arte popular, de la cerámica en México, de Tonalá particularmente, pero su influencia, obviamente, llega a todo México; primero, con la cerámica de alta temperatura; después, también creo que con un modo de trabajo y, posteriormente, con la introducción de distintas figuras importantes de flora y fauna y, al final, estos famosísimos nahuales”
Lourdes Ariadna GonzálezSecretaria de Cultura de Jalisco

La funcionaria explicó que, seguramente, muchas personas han visto piezas de Jorge Wilmot o influenciadas por él sin saber que son de su autoría, por ello con esta muestra busca generar en la gente un mayor interés en saber quién fue.

“Buscamos tener esta difusión de la cerámica de alta temperatura, del barro gruñido, que existe en Jalisco y que es famoso a nivel internacional”, compartió González.

La curaduría de la muestra se basó en la selección de piezas representativas de distintos momentos del artesano, desde una paloma hasta otro tipo de animales, sumando otras de diferentes artistas que su trabajo fue influenciado por el artista.

Jorge Wilmot. Legado que trasciende, reconoció la secretaria, es una muestra representativa y no exhaustiva como les gustaría; sin embargo, sabe que esta permite acercarse a otros públicos que usualmente no acuden a museos.

“A veces, también los museos son espacios a los que no toda la gente va, entonces, estamos buscando encontrar este equilibrio para que la cerámica de Jorge Wilmot sea conocida por la mayor cantidad de personas posibles en distintos contextos”, afirmó la funcionaria.

Lourdes González espera que la muestra sirva para que la gente lo conozca, disfrute su trabajo, saque sus propias conclusiones y entienda el contexto y las influencias que tuvo Jorge Wilmot y lo que estaba pasando antes de su llegada y lo que pasó después.

“Su llegada influenciada por viajes, por experiencias, por un universo creativo personal, pero también por una generosidad importante que hace que se arraigue en Tonalá y que no se vuelva a ir de Jalisco, porque su mayor cantidad de obra está producida ahí”, señaló.

Si bien el edificio sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores puede ser de difícil acceso para todas las personas, la secretaria de Cultura de Jalisco comentó que pueden acudir al Museo Nacional de la Cerámica en Tonalá para conocer más de la obra de Jorge Wilmot.

Te puede interesar: La cultura de Japón llega a México con jornadas de Arte