Detecta en tiempo real a pedófilos y “cibercriminales”, y protege contra el robo de identidad y de datos en redes sociales.

Cuando navegamos en la Red, estamos viviendo una doble vida. Ocultos detrás del monitor, nos conectamos al mundo. En privado, pero al mismo tiempo expuestos, vulnerables y desprotegidos.

Al igual que en las calles, no estamos exentos de atentados contra nuestra integridad o seguridad. Estamos expuestos a un robo de identidad, por ejemplo, o a un fraude en servicios de banca electrónica.

De hecho, según reportes de la Seguridad Pública de la Policía Federal, México ocupa el tercer lugar a nivel mundial en materia de delitos informáticos. Esto supone pérdidas estimadas en dos mil millones de dólares anuales.

Y ni qué decir de los menores, presa fácil del engaño y acoso por Internet –también conocido como grooming- de pedófilos que, mediante el chantaje, los introducen al mundo de la pornografía infantil.

Para combatir esto, nace en México el proyecto “Carmela”, una iniciativa de Inglobalcom S.A. de C.V. que reúne talento de empresas, organismos e instituciones y profesionales de diversas disciplinas en pro de un bien común: democratizar la seguridad en Internet.

Es un módem que se conecta al que tenemos como proveedor de Internet en el hogar que “previene, protege y ayuda activamente a entender las amenazas a las que está expuesta la familia en su experiencia en Internet”, como se dice en un documento oficial.

Alejandro Ocampo, integrante del proyecto, aseguró en entrevista con Reporte Indigo que es completamente distinto al resto de los controles parentales que, al ser softwares que deben instalarse en la computadora del niño o adolescente, implican una invasión a su privacidad, e incluso, problemas de relación entre padres e hijos.

Además, enfatiza que esta iniciativa no representa un problema de compatibilidad, pues el usuario podrá seguir gozando de los beneficios de esta herramienta, independientemente que su conexión a Internet sea a través de PC, de Wi-Fi en Blackberry o en iPad, por ejemplo, siempre y cuando se conecte en casa. 

Garantiza la seguridad del usuario en Internet, sin que sea solo beneficio de una minoría, ni exclusiva de un sistema operativo o de un dispositivo electrónico específico. Es decir, al alcance de todos.

A diferencia de controles parentales tradicionales, que detectan por palabras en las conversaciones en línea, los algoritmos de inteligencia artificial que posee “Carmela” detectan por contexto, es decir, patrones de riesgo o comportamiento, sin importar errores de ortografía o el “sublenguaje” con el que se comunican los jóvenes en la Red actualmente. 

Información que otros controles no detectan, pues son tecnología genérica poco amigable con el usuario y muy poco segura, comenta Ocampo.

Para la seguridad de los niños es de suma importancia, si consideramos que México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en la creación de sitios Web alimentados de contenido pornográfico que involucra a menores de edad, según datos de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), dados a conocer en el Foro Pornografía Infantil y Explotación Sexual en la Era Digital, el 7 de mayo de este año.

“Carmela” busca proteger, pero también tiene el objetivo de culturizar “(…) las sociedades digitales, así como de servir de vínculo entre sociedad y autoridades e instituciones”.

“Le tenemos que decir a la persona de qué la estamos protegiendo, y además con eso no solamente la cuidamos, la convertimos en la cadena de seguridad, se convierte en un usuario más crítico y mucho más responsable, tanto de lo que ve y lo que consume, como de sí mismo”, explica Ocampo.

Esta protección, culturización y vinculación aplica para toda la familia, independientemente del sexo o la edad. 

Conoce la iniciativa
Hoy a las 10:45 a.m. se llevará a cabo una demostración en el D.F.
Ejército Nacional 505-1505, Col. Granada, México, D.F.
Contacto
Tel: 55-8589-5730