¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

TELEVISIóN

Capadocia: la cárcel de mujeres no es tan divertida como en Orange is the New Black

Jorge Cortés

En 2008, de la mano de Epigmenio Ibarra, HBO estrenó su primera producción en México: Capadocia, programa en el que la vida de las mujeres en prisión dista de ser tan divertida como en Orange is The New Black, el programa original de Netflix


Jul 14, 2018
Lectura 4 min
portada post

Esta semana, Netflix, el gigante del cine y televisión por streaming, anunció el estreno de la sexta temporada de Orange is The New Black, una de sus producciones originales, que a través del drama y la comedia exploran cómo viven las mujeres que viven en las prisiones de Estados Unidos; “a la mexicana”, este tema fue ex15plorado en Capadocia, serie de televisión del productor Epigmenio Ibarra, y como la realidad en nuestro país es distinta a la de la nación vecina, la mención a la corrupción y los abusos no estuvo ausente.

Capadocia fue, además, la primera producción que HBO, la cadena de grandes éxitos como Game of Thrones, desarrolló en México, con la colaboración de Argos Comunicación, propiedad de Ibarra y su esposa, Verónica Velasco.

Capadocia vio la luz un domingo 2 de marzo de 2008; desde su anuncio, el reparto generó gran expectativa:

Ana de la Reguera, Dolores Heredia, Alejandro Camacho, Juan Manuel Bernal, Cecilia Suárez, Cristina Umaña, Marco Treviño, Héctor Arredondo, Óscar Olivares, Luisa Huertas, Aída López, Mariana Gajá, Ximena Ayala, Itatí Cantoral, Daniela Schdmit, Paloma Woolrich, Gabriela de la Garza, Nailea Norvind, y Patricia Llaca, son algunos de los nombres que dieron vida al reflejo de los problemas del sistema penitenciario en México.

Al casting se sumaron futuras promesas de la actuación como Eréndira Ibarra (Infames, Sense8) y Paulina Gaitán (Narcos, Diablo Guardián).

La historia de Capadocia comienza cuando un motín en el penal de mujeres de la Ciudad de México lleva al poder del autogobierno de las reas a una nueva cabecilla: ‘La Bambi’, interpretada por Cecilia Suárez; y a una alianza entre el sector público y los empresarios para abrir la primera cárcel con apoyo de la iniciativa privada: Capadocia, un espacio que promete ser un modelo para la reinserción social, en el que sólo se aceptará a internas de bajo perfil.

La corrupción, los favores políticos, y la desigualdad, llevan a convertir a Capadocia, proyecto operado por la abogada penalista Teresa Lagos (Dolores Heredia), en un espacio más en el que las mujeres con alto poder adquisitivo reciben mejor trato, los directivos operan el comercio de drogas, los empresarios no respetan las garantías laborales de sus trabajadoras, e incluso las autoridades se creen con el derecho de prostituir a las internas.

Como es costumbre en las producciones de Epigmenio Ibarra, guiños a la realidad nacional se presentan en el show; algunos ejemplos son La Mataviejitas, el caso Florence Cassez, las mujeres sentenciadas por su relación con narcotraficantes, y hasta el incendio en la Guardería ABC.

Como si de una saga de todo lo podrido en México se tratara, Ibarra continuó con sus críticas en las producciones Infames, Fortuna, y Las Trampas del Deseo, que fueron transmitidas por Cadena 3.

A la par de las decisiones política que llevan a la caída de Capadocia, que obtiene su nombre del sitio en el que vivían las amazonas guerreras, conocemos a Lorena Guerra (Ana de la Reguera), mujer con estudios universitarios, madre amorosa, y con lo que parece ser un matrimonio perfecto.

Lorena llega a Capadocia luego de que durante un accidente asesina a la amante de su marido.

En el programa, el personaje de Ana de la Reguera se convierte en la muestra de una de las principales fallas del sistema de reinserción mexicano; Lorena entra a prisión por homicidio imprudencial, es sentenciada de por vida tras asesinar con lujo de violencia a una de sus compañeras, y termina convirtiéndose en una de las internas más temidas.

Para la producción de la primera temporada de Capadocia, el equipo edificó la prisión debajo del entonces Toreo de Cuatro Caminos.

El set contaba con celdas, áreas comunes, cocina, enfermería, y hasta las oficinas de los directivos.

Antes de la realización de la segunda temporada, el Toreo fue demolido, y el equipo de Epigmenio Ibarra se vio obligado a reconstruir la prisión en los Estudios Churubusco.

Se calcula que la primera temporada de Capadocia logró captar la atención de 16 millones de personas por episodio, y que cada capítulo tenía un costo de aproximadamente 500 mil dólares.

Durante la presentación de la segunda tanda de episodios, Epigmenio Ibarra confirmó que quienes vieran Capadocia se encontrarían con un producto repleto de violencia, “porque la mejor manera de exorcizar la violencia es contarla y es un poco el sentido de la serie”.


Notas relacionadas

Jun 27, 2019
Lectura 2 min

TELEVISIóN

¿Quién era Enrique ‘Quique’ Muñoz?

Indigo Staff


Jun 27, 2019 Lectura 2 min

Jun 24, 2019
Lectura 3 min

Comentarios