La directora de Canacine, Tábata Vilar Villa, asegura que pese a la nueva variante del COVID-19 que está atacando al mundo, el mercado cinematográfico saldrá adelante.

La creciente propagación de Ómicron, una variante del COVID-19, está poniendo a temblar a diferentes sectores económicos, por lo que la industria fílmica, en especial los grandes estudios, los festivales y las premiaciones, comienzan a prevenirse.

Los Globos de Oro, celebrados el 9 de enero, se realizaron a puerta cerrada, sin invitados ni alfombra roja; sus ganadores se anunciaron a través de sus redes sociales. El festival de Sundance, el más importante en el cine independiente estadounidense, anunció que se realizaría de manera virtual, sin posibilidad de que sucediera híbrido, debido al aumento de contagios.

Los festivales de cine de Morelia, Guadalajara y Los Cabos podrían realizarse de manera presencial durante este año

Además, los estrenos que estaban contemplados se retrasarán o cambiarán de estrategia; por ejemplo, Morbius, de Marvel Studios, será lanzada hasta abril y la película animada Turning red, de Pixar, que habría llegado en marzo a cines pasará directo al servicio de streaming Disney+ sin costo adicional para sus suscriptores.

Pese a estos cambios repentinos, Tábata Vilar Villa, directora de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), comenta que el pronóstico es favorable ya que esperan que se alcancen números redituables para las distribuidoras con los estrenos que sí logren llegar a salas a lo largo del año en curso.

“Lo importante es que se siga dando la ventana en la sala de exhibición, no en la pantalla chica con estrenos simultáneos, como vimos los experimentos que hicieron Disney, Universal y Warner, donde el único ganador es la piratería (…) Tenemos una programación tan rica como se tenía en prepandemia y lo que esperamos es que ya en 2022 lleguemos a los números antes de la pandemia”, describe la ejecutiva.

Respecto a cómo afectará Ómicron a los festivales en México, Vilar Villa observa que al menos las tres muestras de cine que son más fuertes en el país podrían tener su presentación presencial, porque estas festividades fílmicas suceden ya entrado el año, y para ese momento, en teoría, se habría podido mitigar la variante del COVID-19

“Hay tres festivales Triple A en México, que son Morelia, Guadalajara y Los Cabos y de ahí nos vamos a otros más pequeños, pero los más relevantes son estos tres y Morelia no se dejó de celebrar ni cuando estábamos en el peor momento. Guadalajara es lo mismo, ya se celebró el año pasado y este año será en junio, y creo que ya para ese entonces, según los especialistas, estaremos fuera de este tema, por vacunas e inmunidades de rebaño”, explica la directora de Canacine.

Respecto a Los Cabos, que su edición 2021 se realizó en forma híbrida, y el 2020 completamente en línea, todavía no hay noticias de lo que sería su onceava edición que tradicionalmente se celebra los últimos días de noviembre o principios de diciembre; pero algo que resalta Vilar Villa es que México tuvo un ascenso de producciones audiovisuales en 2021, por cómo las restricciones fronterizas fueron amigables con extranjeros.

Pese a que la crisis sanitaria continúa, en el país se siguieron desarrollando producciones de videos, comerciales, series y películas

Industria audiovisual creciendo en México

Pese a que la crisis sanitaria continúa, en el país se siguieron desarrollando producciones de videos, comerciales, series y películas, cuidando los protocolos sanitarios, atrayendo, sobre todo, a personal extranjero que deseaba seguir adelante con el trabajo que no se permitía hacer en sus naciones de origen.

“Las producciones en México no han parado, los protocolos se han seguido de manera muy puntual, eso ha sido muy bueno, porque como muchos países cerraron, los que tienen necesidad de filmar han venido a México a hacerlo. Fue un año muy bueno para la producción, en términos de contratación para servicios de producción”, destaca la portavoz de Canacine.

Más que largometrajes, la también licenciada en Derecho egresada de la UNAM expresa que las producciones foráneas se enfocaron en grabar comerciales, anuncios publicitarios y videoclips, ejemplo de ello fue Player of games, de la cantautora canadiense pop Grimes, que fue rodado en el Parque Nacional del Desierto de los Leones, según lo confirmó la casa productora Cine Buró en sus redes sociales.

“En la parte de comerciales se filmaron más que nunca en la historia, porque muchas empresas necesitaban contar con eso, con sus anuncios y al estar sus países cerrados se venían a México y se hicieron no cientos, miles de pruebas, y se siguen haciendo en cada casa productora para poder filmar”
Tábata Vilar VillaRepresentante de Canacine

Sí hay ventana al cine mexicano en canacine

Con la llegada de grandes estrenos estadounidenses a la cartelera durante 2021, pareciera que el cine independiente y las producciones hechas en México perdieron un espacio de exhibición en las salas comerciales, Tábata Vilar Villa desmiente esto y expresa que ambas siguen teniendo esa ventana, pero ha sido decisión de los productores nacionales llevar los títulos al streaming, por cómo es que el producto audiovisual es pagado por estas grandes plataformas transnacionales.

“La razón por la que muchos productores mexicanos deciden irse al streaming no es porque no haya pantallas para ellos, es porque les ofrece, digamos, un millón de dólares por su contenido y la estrenan directo, entonces, el productor no tiene que andar batallando con que haga box office (taquilla) o no”, indica.

Durante 2021, Una película de policías, de Alonso Ruizpalacios fue uno de los ejemplos que directamente salió en Netflix y tuvo casi una corrida comercial nula, solamente se visibilizó en Cineteca Nacional por un periodo limitado. Vilar Villa recuerda que gran parte de los incentivos que reciben las producciones nacionales se va en, precisamente, hacer los filmes, pero se quedan cortos de recursos al momento de hacer las campañas publicitarias para llevarlas a salas.

“Generalmente, las producciones independientes y nacionales tienen el recurso para hacer la película, pero les queda muy poco para hacer lo que llamamos el PA, el advertising, y luego se vuelve muy difícil y no tienen esos grandes presupuestos para darle publicidad a sus películas”, dice la representante de Canacine.

También puedes leer: Sergio Mayer y CANACINE piden volver al cine