Llegó la noche más chilanga de todo el Cervantino, la cual reunió a pachucos, cholos y chundos y una que otra chica banda. Café Tacvba pisó tierras guanajuatenses ante más de cientos de personas, quienes, para estar más cerca del escenario hicieron fila desde las 5 am, a pesar de que el concierto empezara a las 8 pm.

Esta noche, 15 de octubre de 2022, en la Alhóndiga de Granaditas se celebró al sonido “defeño”, y qué mejor que sonorizado con las canciones de los Tacvbos, quienes de principio a fin recordaron parte de su trayectoria con piezas, desde las más antiguas como “El metro” “Diente de león” o “Locomotora” hasta las más nuevas, “Futuro” y “Volver a comenzar”.

El grito de cientos de personas se hizo presente “olé, olé, olé, Café, Café…” Las luces se encendieron, rojos, verdes y azules pintaron el escenario y los rostros de toda la gente que llenó las calles aledañas para poder ver a la banda originaria de Ciudad Satélite.

Tras casi 10 horas de espera para algunos de sus fans, Café Tacvba salió para “meter el tacón como se debe”, expresó Rubén Albarrán. “Esta noche es para que se dejen ir por el poder de la música”.

“María”, “Trópico de cáncer” y “Las flores” fueron las canciones con las que la banda arrancó el concierto. La noche fue todo una fiesta, baile, cantos y muchas sorpresas musicales. El público, deseoso por escuchar sus canciones favoritas pedía sus complacencias a lo que Rubén les contestó: “esto es más suavecito, vayan gozando. A ver cómo se prenden con esta que viene”, justo al momento de interpretar “El metro”.

Lee también: Anuncian nueva gira de Café Tacvba por México

Café Tacvba es una fiesta rockera

Cada vez que la banda de ciudad Satélite anuncia una fecha, la raza sabe que será toda una fiesta rockera con música entrañable, bailes y coros que se cantarán a todo pulmón. Café Tacvba regresa a los escenarios con su versión desconectada: el segundo en su carrera.

Después de un alto total en sus actividades y con el resurgimiento de los grandes conciertos masivos, ellos saben que el momento de bailar y tocar en compañía de sus fans ha llegado. Este será su segundo concierto desconectado en el Festival Cervantino 2022, el cual compartieron junto a la banda de viento Bronce de Oaxaca.

Junto con ellos tocaron “La muerte chiquita”, “Olita del altamar”, “Futuro” y “Las flores”.

Posteriormente, el escenario se llenó casi por completo cuando la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato subió al escenario para tocar “las más viejitas, pero bonitas, como nosotros”, a decir de Albarrán.

“El aparato”, “Locomotora” “Batallas” y “Rarotonga” también fueron parte de este show, en el cual se preparó una versión especial de “Al medio día”, pues un organillero con máscara de diablo le dio un toque especial a la canción.

Al unísono del público que cantaba “Pa- pa- ra- para, eo, eooo” y con más de cientos de celulares iluminaron toda la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, la calles, incluso, la gente que veía desde las azoteas y ventanas de las casas cercanas al recinto usaron su teléfono móvil para dejar una de las postales más bellas de la noche. Se volvió una especie de galaxia que reunió miles de estrellas que gritaban para que la banda regresara, casi como una vaticinio para el setlist que seguiría.

Y así fue, Café Tacvba regresó para tocar “Espacio” junto a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato.

Éxitos “de los más viejitos”, los grandes clásicos con los que se dieron a conocer hasta las canciones obligadas como “Mediodía”, “El puñal”, “Aviéntame”, “Quiero ver”, “Eres”, “El baile de salón” y “Ojalá que llueva café” fueron parte de esta noche que duró poco más de dos horas.

Los Tacvbos lograron cumplir con las expectativas de su público con una setlist muy completa que representó el resumen de toda una trayectoria musical de 30 años.