Luego de que Britney Spears lanzara el sencillo “Hold Me Closer”, con Elton John, muchas personas pensaron que este sería el regreso a la música y a los escenarios de la cantante; sin embargo, ella podría no volver a presentarse en vivo.

Esto fue dado a conocer por la misma intérprete de “Toxic”, quien hizo una publicación en su cuenta de Instagram, en donde habló sobre todos los problemas que tenía al realizar conciertos mientras tenía la tutela de su padre, Jamie Spears.

Así, recordó las sesiones fotográficas que le hacían para sus giras, las cuales dijo eran cada vez “más ofensivas” y que ni siquiera retocaron, e incluso indicó que nunca le mostraron ninguna de las imágenes que le tomaron.

Del mismo modo habló sobre la falta de planeación para cada uno de sus espectáculos y los pocos bailarines que había en el escenario para acompañarla en los shows, por lo que dijo que estaba muy molesta.

Te puede interesar: ¡Por fin!: Britney Spears estrena ‘Hold Me Closer’, su nueva canción con Elton John

“Estoy bastante traumatizada de por vida y sí, estoy jodidamente enojada”, señaló; además, aseguró que podría no volver a dar un concierto en vivo: “y no, probablemente no volveré a actuar solo porque sí. Soy terca y haré lo que me plazca”.

De esta forma, dijo que prefería, ahora que ya no tiene su tutela, enfocarse en lo positivo, concentrarse en sus “increíbles fans” y en las fotografías que sí la hacen sentir bonita, ya que también recordó una imagen en donde se veía “de 80 años”.

Tras esta publicación, Britney Spears continuó publicando mensajes en contra de sus padres y fotografías sin ningún contexto, en donde indicó que le hubiera gustado tomar sus propias decisiones.

“Lo que publiqué es una proyección de las inseguridades con las que lidio todo el tiempo como resultado de cómo mis padres y los medios me han tratado (…) ¡Agradezco que todos sean comprensivos conmigo mientras descubro esta nueva vida que estoy viviendo!”, explicó en una de sus más recientes publicaciones.